Blogs

España sigue en buenas manos

Ya era hora de que pudiéramos hablar bien de la Federación Española. Por dos veces consecutivas, y sin que sirva de precedente, han actuado con lógica para salvaguardar los intereses del combinado nacional. La victoria en la Eurocopa significó que la elección de Luis Aragonés como seleccionador fue un éxito, y ahora, Villar y sus directivos han pulido y abrillantado la línea sucesoria en el banquillo de la selección. Vicente Del Bosque es el elegido para mantener la cordura que nuestro fútbol ansiaba desde hace décadas. Colocar al laureado ex entrenador del Real Madrid al frente del equipo de moda es una decisión inmejorable. Apúntate otro acierto, Villar. El presidente de la que otrora fue llamada ‘Federación de los escándalos’ puede alardear de tener a España en cabeza del ranking FIFA por primera vez en su historia. Evidentemente, estas clasificaciones son estadísticas banales pero sirven para presumir. Aunque en estos días podemos jactarnos de enamorar con fútbol y resultados, por lo menos en Europa.

Luis Aragonés ha dejado un testigo peligroso para cualquier entrenador, excepto para Del Bosque. A Vicente no le afectará esa presión omnipresente, su cometido no es ganar otra Eurocopa o el Mundial de Sudáfrica 2010. La tarea del nuevo seleccionador es que el pueblo vuelva a entretener y satisfacerse con ‘La Roja’. Y seguro que lo conseguirá. No me cabe ninguna duda que impondrá esa tranquilidad que le ayudó a conseguir títulos en el Real Madrid; no me imagino a Del Bosque replicando a algún díscolo futbolista que se queje por no ir convocado en algún determinado momento. No es su estilo. Además, ya ha dicho que mantendrá el grupo campeón en Viena. Eso es pensar con inteligencia, lo bueno no debe tocarse. Gran presagio para la nueva era que ha nacido al mando del ‘zapatones’.

Como no podía ser de otra manera, el morbo de ‘Raúl sí, Raúl no’ vuelve a calentarse. Olvidado el tema durante la Eurocopa, resurgirán los acérrimos defensores raulistas que clamarán por la vuelta del siete blanco, antes siete de España. Del Bosque y Raúl se conocen mutuamente y se respetan. El nuevo seleccionador será prudente y no contará con el delantero merengue en las primeras convocatorias. Raúl lo sabe y su menester es rubricar una temporada tan buena como la anterior. Sólo así, con trabajo, tesón y sacrificio (la credenciales del capitán del Real Madrid), el combinado nacional volverá a tener el privilegio de disponer del mejor jugador español en la historia de nuestro fútbol. De todos modos, Raúl no es un asunto apremiante y ni directivos, ni periodistas ni aficionados molestarán a Del Bosque en sus elecciones. Es la hora: el hombre tranquilo ha llegado para defender la tranquilidad de España.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

Deja tu respuesta