Blogs

¿Real Madrid? No, pero gracias

Ni Santiago Cazorla. Podríamos adecuar este titular a la política de fichajes del Real Madrid. Las pretensiones del club blanco han virado de intentar traer al mejor jugador del mundo, Cristiano Ronaldo, a no ser capaz  de fichar a Cazorla, una joven promesa que ha preferido quedarse en el Villarreal antes de cumplir el que supuestamente era sueño de todo futbolista. Pero ahí no queda todo: si ayer por la mañana Cazorla desechó la oferta merengue, por la tarde David Villa interpretó el mismo guión que Cazorla, para dejar en evidencia al Madrid. El valencianista también tiró a la basura la propuesta de Ramón Calderón, y con ello, el plan de fichajes alternativo a Cristiano Ronaldo se ha ido al garete. Desconozco si intentar contratar a Cazorla y Villa era el plan B, C, D o E, porque la imagen que está dando el club más laureado de la historia es desastrosa.

El caos en Chamartín está a la orden del día. Es imposible que esta absoluta desorganización sea extirpada si Ramón Calderón no deja de adelantar a la prensa los fichajes; de alardear que el Madrid puede hacer despilfarros y de intentar traer jugadores con el cierre del mercado a la vuelta de la esquina. No hay que ser un experto en fichajes para darse cuenta que las temporadas se planifican dos meses antes de verano. Así lo ha hecho el Barça y así ha sido incapaz el Madrid. Lo alarmante es que, ahora, cuando el Madrid lanza sus garras para cazar estrellas, no siempre vienen. Bueno, cracks y no tan cracks. La consecuencia de las negativas de Cazorla y Villa es la búsqueda desesperada por alguien, da igual que sea delantero o interior. La filosofía en el Madrid es fichar, no saber fichar, y eso es un craso error.  Con todo, el elegido del día es Diego Milito, delantero certero, rápido y habilidoso, sí, pero de Segunda División. Y no recuerdo que el Madrid  haya contratado a muchas estrellas de última hora procedentes de equipos de Segunda.

Con este panorama tan lamentable, la imagen ya es lo de menos. No obstante, a estas alturas de la película, sería recomendable dejar la situación intacta en vez de seguir haciendo el ridículo. Este club no podría soportar humillaciones semejantes. La dirección deportiva del Real Madrid actúa con más vehemencia que inteligencia. Y el contraste es obvio: el madridismo ha pasado de ver a Figo, Zidane, Ronaldo o Beckham posando con la camiseta del mejor club del siglo XX, a escuchar ruedas de prensa de futbolistas que nunca han jugado en un grande mostrando su desgana por hacerlo. Debe ser que para Cazorla y Villa, el Real Madrid no es el mejor equipo del siglo XXI.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta