Blogs

Volvos y Ferraris

guardiola-malaga.jpgschuster-almeria.jpg

Hace diez años la casa Volvo anunció un modelo en el que decía que su flamante coche aceleraba de segunda a tercera marcha más rápido que los Ferrari y los Porsches. Aquella publicidad parecía prodigiosa puesto que hasta entonces, mencionar velocidad era hablar del ‘cavallino rampante’ y de los deportivos alemanes. Al automóvil sueco no le faltaba razón, sin embargo lo que no desvelaba al consumidor es que ese Volvo en concreto aceleraba de 60 a 80 kilómetros por hora en esa marcha cuando el Ferrari lo hacía de 130 a 150. Pues bien, ese Volvo viene a ser el Real Madrid de esta Liga. Un equipo que de cara a la galería confía en luchar por todos los títulos pero que partido tras partido, descara sus penurias.  Ganó al Athletic en un sufrido partido con media hora de buen juego y todos daban por hecho que con su pegada descomunal, el Madrid sacaría adelante todos sus partidos. Pero ayer en Almería, los blancos advirtieron a sus aficionados que el equipo no juega a nada.

El órdago del Madrid está siendo demasiado arriesgado: si no juega Van Nistelrooy, adolece de gol, y si Robben no desequilibra con sus fintas y amagos, el ataque es previsible. Raúl marcó, sí, pero lo que se espera del capitán es brega y pundonor,  que ya son bastante. Higuaín podrá estar y marcar goles decisivos  pero no es imprescindible y peor, no asusta como sí lo hacen Eto’o y Messi en el Barça. De los holandeses, la técnica de Sneijder desaparece por momentos y Van der Vaart todavía es una incógnita. Y a Guti, si no se sale este año, no le quedarán más oportunidades. En resumen, que tanta fanfarria con Cristiano Ronaldo y al final, Calderón y Mijatovic se han olvidado de fichar necesidades. Además, con el carácter que tiene Schuster, no es de extrañar que si el curso se tuerce, el alemán se queje públicamente de la incompetencia de sus superiores. 

La Liga no ha hecho más que empezar y cualquier conclusión es precipitada. No obstante, los primeros síntomas nos han dejado al verdadero bólido, el Barça, cuya apuesta por las reminiscencias del ‘Dream Team’ le está saliendo de vicio. Guardiola cuenta con jugadores de toque y está sabiendo encajarlos en aras del espectáculo. La ambición del nuevo entrenador azulgrana y el fervoroso reto de sus alumnos por sepultar los dos últimos años de catástrofe han convertido al Barcelona en el Ferrari de la competición. Juega, gana, convence y arrolla. Cada encuentro es mejor que el anterior. Y encima, hay futbolistas de quita y pon como Iniesta, Bojan, Henry, Abidal, Márquez o  Milito.

Por el contrario, el Madrid podrá sacar su furia algunas veces pero en el fondo los indicios apuntan a que la plantilla no tiene suficiente empaque para acometer Liga y Champions. Y aunque es cierto aquello de que el Madrid es el Madrid, da la sensación que esta temporada deberá esforzarse denodadamente para seguir en combate, muy lejos de la suficiencia y placidez de su eterno enemigo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta