Blogs

“Es una racha de mierda”

barrera_delpiero_es.jpg

“Es una racha de mierda”. Heinze fue breve y conciso para explicar qué le sucede al Real Madrid. Ya podrían tener otros compañeros la clarividencia del defensa argentino. El pesimismo merodea a un equipo que no juega ni a las tabas. Su fútbol es telegráfico, desordenado, lento y simplón. En definitiva, aburridísimo. Pero ese es el tributo que va a pagar muchas veces por tentar siempre a la suerte. El Madrid se mueve en el alambre; utiliza su martillo pilón de la pegada y a dormitar. Pero anoche el enemigo era el peor de los italianos, es decir, el mejor. A pesar de las vicisitudes que le han ocurrido a la Juventus en los últimos tiempos, su fútbol es el de toda la vida: desquiciante, ramplón y sufrido. Ganó al Madrid porque le sacó de sus casillas y valga la redundancia, enervó al mismísimo Casillas, que falló con estrépito en el segundo gol.

La táctica estuvo fenomenal”. Otra frase que quedará para la posteridad. Su autor, no podía ser otro, el incomprendido e incomprensible Bern Schuster. Cuando el sentido común le llamaba a reconocer la amplia variedad de errores que había cometido el Madrid, el entrenador alemán se volvió a poner la armadura y el yelmo para defenderse contra los dardos envenenados de los periodistas y por ende, de las preguntas que se hacen los aficionados y las preocupaciones que están en la calle. Precisamente la táctica de Schuster fue la clave para que el Madrid no supiera hincar el diente a la defensa transalpina. El alemán alineó dos bandos bien diferenciados: cuatro que defendían y seis que atacaban, cada uno de ellos haciendo la guerra por su cuenta. Y claro, con un estratega de retaguardia como la Juve, dejarle en evidencia es casi imposible. Raúl siguió aumentado su kilometraje sin balón; Van Nistelrooy acabó desesperado sin recibir ningún pase; Guti se acobardó y a Drenthe hay que meterle en la cabeza que a este deporte se juega con inteligencia y paciencia, no pasado de revoluciones.

Luego está Sergio Ramos. El sevillano ha perdido confianza pero las órdenes de su entrenador reafirman esas declaraciones en las que se quejaba de que se comía todos los marrones y  de que nadie le apoyaba en la banda derecha. Dos partidos le han dado la razón para que nos demos cuenta que sí, que es un llanero solitario en su carril. En ocasiones no llega arriba cuando el ataque lo precisa y si se desmelena, nadie le hace la cobertura abajo. Normal que Ramos eche de menos a Beckham. Mejor dicho, él y todos porque este equipo necesita entrenamientos intensivos de centros al área.

Aún es pronto para susurrar la palabra crisis pero dos derrotas consecutivos contra la peor Juventus de la última década da que pensar. Si por lo menos el Madrid perdiese muriendo en el campo y con ganas de agradar, aunque ni en ésas están. Al final, no pasará nada. Los merengues se clasificarán como segundos de grupo en diciembre y a vender otro pollino ciego y cojo de octavos de final. Claro que, tal estrategia se ha ido a pique a las primeras de cambio de las últimas cinco Champions. Ni en los despachos funciona la táctica. Que traigan ya a Kaká, Cristiano Ronaldo o a algún crack de diez mil millones, y entonces las cosas vendrán rodadas por sí solas.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , , ,

4 respuestas a ““Es una racha de mierda””

  1. Belbet dice:

    Ahora saldrá Ramón Calderón diciendo que hay una gran plantilla y que Schuster cree lo mismo. Son una banda de hipócritas.

  2. Gagolandia dice:

    Es lo que hay, nada más. En la Liga lucharán hasta el final porque solo esta el Barça y en Champions hasta octavos o cuartos y eliminados por alguno de medio pelo como el Bayer, Roma o Arsenal

  3. kopese dice:

    lo raro es que esta semana no se hayan quejado de los árbitros, ¿que pasa, que ya han visto que esa excusa no sirve para tapar los agujeros de este equipo o que?

  4. Pizer dice:

    Y con el Málaga está siendo de pena. Qué vergüenza de equipo

Deja tu respuesta