Blogs

Tiembla Europa…y Platini

 barcelona_champions.jpg 

Cuatro de cuatro. Nuestro fútbol no sólo está al mejor nivel de selecciones sino también de clubes. Barça, Atlético, Real Madrid y Villarreal jugarán los fatídicos octavos de final de la Champions. Pero los enumero en este orden porque los azulgranas ya son primeros definitivamente y atléticos, casi. Mientras, merengues y villarrealenses tendrán que aguantarse con jugar la vuelta fuera de casa. Peligroso, sobre todo para el Real Madrid, que en cuatro años se metió como segundo y cayó a las primeras de cambio. Sin embargo, Europa podría deparar varias sorpresas como que Inter de Milan y Chelsea sean los grandes ogros que se enfrenten a otros primeros de grupo.

El Barça, por juego y eficacia, es el gran favorito, junto al Manchester United, para coronarse campeón. Anoche, el festival del equipo culé en Lisboa lo volvió a montar Messi. Al final, va a ser verdad aquello de que sin el argentino, el Barça pierde su arcabuz. Ver a este equipo es una maravilla, pero no porque vaya a marcar un puñado de goles sino porque sólo saber jugar al ataque. Y eso en el fútbol moderno de amarre, es una auténtica delicia.

El Atlético, por su parte, intentará seguir siendo la revelación y dar guerra todo lo que pueda. Evidentemente, no tiene la exigencia ganadora de Barça y Madrid. Por cierto, ayer los rojiblancos se sobrepusieron al estado desangelado del Calderón y Platini no pudo salirse con la suya. A la afición colchonera no la dejaron acudir a la grada pero los futbolistas supieron entender el mensaje de los suyos: ganar y punto. Sin embargo, más bien fue ganar, sufrir y punto. Da igual que haya o no afición, el sufrimiento no desaparece. Por eso, debe tener gracia ser del Atleti.

Del Madrid, ¿qué contar de nuevo? Volverá a enfrentarse a su vía crucis particular de los octavos en febrero. Esperemos que para entonces, haya llegado algún delantero que marque las diferencias; que la enfermería esté por lo menos medio vacía y que las oficinas del Bernabeu hayan sido ventiladas de esos aires enrarecidos con primas, devaneos presidenciales y escándalos de alcoba, o sea, de vestuario. Analizando la última jornada de Champions, parece obvio que el sustituto de Van Nistelrooy, el ‘elegido’, debería ser Karim Benzema. El ariete francés del Lyon lo hace todo bien y se ha ganado a pulso saltar a un grande. Madrid y Barça le pretenden, los primeros para salvar esta temporada y los culés para sustituir a Eto’o la próxima. Benzema vale para un roto o  un descosido y para erigir una leyenda.

Y por último, el Villarreal aspira a ser un émulo de aquel ‘SuperDepor’ que nos enamoró en los noventa. Su estrategia empresarial y deportiva es cuasi perfecta; sus jugadores se encarecen en el mercado europeo y su entrenador, Pellegrini, es un tío audaz que apuesta por el espectáculo. Al club castellonense sólo le falta la guinda, un título, el que sea, para no caer en el olvido. En ello está.     

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta