Blogs

Cuestión de talantes

Llega el parón navideño con la duda de saber en qué jornada cerrará el Barça la Liga. Cinco de cinco en su particular ‘tourmalet’, ‘everest’, o como queráis llamarlo, que más bien ha sido una bajada muy plácida para los azulgranas. Real Madrid, Sevilla, Atlético, Villarreal y Valencia han sufrido el calvario de retar a los chicos de Guardiola. Si acaso, merengues y castellonenses se lo pusieron difícil a un Barça que solventa los partidos con una extensa variedad de registros: golea, especula y remonta. Lo hace todo bien. De una temporada a otra la plantilla ha experimentado un cambio extremo de actitud: de la dejadez y autocomplacencia con Rijkaard a la motivación y afán de superación con ‘Pep’. Porque el entrenador azulgrana será mejor o peor, eso ya se verá, pero su tenacidad por trabajar es indiscutible. Así da gusto.

Los perseguidores del Barça, quienes se van a repartir las migajas del campeonato, se agarran a un clavo ardiendo: están seguros que los culés acabarán extenuados y ahogados por su propio ritmo. Semejante vaticinio es erróneo porque si de algo puede presumir el Barça es de una plantilla extensa, compensada y competitiva. Cuando no destaca Xavi, lo hace Iniesta; si Eto’o está fallón, Henry es quien marca y si Messi no aparece por la banda derecha, ahí estará Alves desdoblando en cada ataque como si fuera el correcaminos. De momento, cualquier azulgrana sirve de revulsivo, recambio o parche. Es decir, la plantilla perfecta para cualquier entrenador.

En contraste, un Madrid forzado por las múltiples lesiones sólo ha comprado piezas usadas y de dudosa funcionalidad. Huntelaar ha venido para sustituir a Van Nistelrooy unos meses y habrá que ver si la intención del club es usarlo a largo plazo; Lassana Diarra ni siquiera era titular en su antiguo equipo, el Portsmouth, y su desafortunado paso por Arsenal y Chelsea no son buenas credenciales. Por su parte, Parejo ha sido contratado para emular a Santiago Solari, ¿os acordáis? El suplente de lujo de la extinta galaxia blanca. Sin embargo, una cosa es cierta: el Madrid se zafa como nadie ante los desafíos y por tanto, jugarse la Champions en Anfield y orquestar una supuesta remontada liguera, que en este caso sería antológica, marcarán el hado de este equipo. Una hazaña de tal magnitud haría resonar el nombre de Juande Ramos durante mucho tiempo aunque es verdad que si estuviese Fabio Capello,  el talante sería otro.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , , , ,

Una respuesta a “Cuestión de talantes”

  1. orfeo dice:

    Ni lassaña ni huntelaar, basta de gilipolleces. Que venga rooney o agüero

Deja tu respuesta