Blogs

¡Cómo ha molado la jornada!

Al Barça le faltaba apelar al género de la heroica, aún no lo había necesitado, y de repente el Osasuna le obligó a jugar a contrarreloj. Con maestría, claro, pues sólo el líder sabe hacerlo así en estos días. Después del pequeño susto en Pamplona, la conclusión más evidente es que el único peligro de los azulgranas son ellos mismos. Anoche salieron al campo decididos, apostando por su fútbol, pero entre la docilidad del cuadro pamplonica en la primera parte y la parsimonia culé en la reanudación, el Barça olvidó la tarea básica de un equipo dominante: buscar la sentencia definitiva. Sin embargo,  no lo hizo porque se preocupó más por gustarse a sí mismo y ese narcisismo fue aprovechado por los ‘rojillos’. Al colista no le queda otra que hacer de la necesidad su mejor virtud, sólo así podrá salvarse.

Pero la mayoría de las veces los equipos grandes disponen de los mejores futbolistas para solventar situaciones comprometidas. Hay días que los cracks parecen abúlicos en el campo pero inopinadamente desatascan el entuerto con un par de esbozos. Es el caso de Messi, que ayer sólo se lució en un par de individualidades: la primera para el aplauso y la segunda para mantener a los suyos en su senda gloriosa. Insisto, sólo si el Barça se vanagloria de lo que está haciendo, puede fracasar en su propósito. Ahora se susurra la posibilidad del triplete (Liga, Champions y Copa) pero Guardiola ha espabilado a los ilusos con el argumento más válido: “si en cien años nunca se ha conseguido, no es justo que se nos exija ahora”. Pues eso, que Pep tiene más razón que un santo.

La jornada liguera también ha aclarado la mejoría del Real Madrid con Juande Ramos. El nuevo míster ha ordenado el desolador grupo de Schuster  y le ha inculcado funciones prácticas. Este Madrid sí que sabe a lo que juega, o por lo menos lo ensaya. Buen indicio. Por cierto, ver a Robben contra defensas adelantadas es todo un escándalo para el aficionado. Si Juande concede al holandés la bula de dar rienda suelta a su imaginación, cuidado con el renacido Madrid.

Y todavía queda lo mejor, o más bien, el partido más espectacular de lo que llevamos de Liga: el fútbol da gusto cuando los contrincantes porfían en atacar y atacar. Valencia y Villarreal no cejaron en su empeño por agujerear las porterías contrarias y el resultado fue un empate a tres goles, palos, paradones y un buen puñado de ocasiones. Lástima que estos partidos se cuenten con los dedos de una mano.    

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , ,

Una respuesta a “¡Cómo ha molado la jornada!”

  1. Idigoras dice:

    La Liga ya no tiene emoción, el Barça tiene que perder 2 partidos y el Madrid ganarlos

Deja tu respuesta