Blogs

Única escapatoria: elecciones

escandalo.jpg

El Real Madrid huele a podrido de arriba a abajo. No es difícil adivinar que Ramón Calderón habrá insuflado aire durante las navidades para soportar la que se le avecina. Al presidente se le tuerce todo; un día sí y otro también se destapan escándalos de la directiva; las chapuzas deportivas de Mijatovic empeoran la reputación del club y encima aparece una ex secretaria del Madrid, Cristina Bermúdez, diciendo que los propios Calderón y Mijatovic se lucraron con comisiones en el fichaje de Van Nistelrooy en el verano del 2006. El presidente ha empezado el año como acabó el anterior, o sea, de juzgado de guardia. El hedor nauseabundo de la Asamblea del pasado 7 de diciembre todavía no se ha ventilado en las oficinas de Chamartín. El diario MARCA publicó en su edición de ayer que Calderón, quien algunos postulaban como el ‘Kennedy del Madrid’, falsificó los votos de los compromisarios para sacar adelante las cuentas. Hoy saca a la luz las pruebas.

La reacción del Madrid no se hizo esperar y el marrón se lo tuvo que comer Luis Bárcena, director general del área social del Real Madrid. En su declaración oficial, en la que astutamente no se admitieron preguntas, Bárcena ni confirmó ni desmintió, solo explicó que realizarían una ‘rotunda investigación’ para esclarecer los hechos. Si tal investigación va a ser tan rotunda como el escándalo del reparto de abonos entre amigos de la directiva o la venta ilegal de entradas VIP del Bernabéu, que los socios esperan sentados. La imagen, ya universal, de una Asamblea que tenía que aprobar cuatrocientos millones de euros fue bochornosa, de barra de bar y tercermundista. De otro modo, no se concebiría una votación a mano alzada. ¿Os imagináis una chorizada de este calibre en la junta de accionistas de Repsol, Telefónica o el Santander? Sigue lloviendo sobre mojado en esta entidad y no parece que vaya a cesar.

A Calderón ya no le quedan recursos para aplacar los ataques que recibe por tierra, mar y aire. Su mandato nació deforme y todo indica que perecerá enfermo. Su candidatura ganó por un margen mínimo sin contar el polémico voto por correo, que precisamente denunció el actual presidente. Quizá su único acierto institucional. Pero la presión está a punto de ahogar a la cabeza visible de un proyecto marchito y detestable. La única salida de Calderón es convocar elecciones anticipadas para intentar conferir legitimidad a su dudosa victoria. Sólo con una nueva llamada a las urnas, el presidente podrá ejercer con relativa tranquilidad. Pero tristemente para los socios, la consecuencia es que no habrá consecuencia. Ni Calderón dimitirá, ni depurará responsabilidades ni nada de nada. Y lo peor es que el terreno por el que camina el Real Madrid continuará minado hasta que la masa social del club se frote los ojos y se dé cuenta de la realidad abyecta que está sufriendo el madridismo. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , ,

Una respuesta a “Única escapatoria: elecciones”

  1. Mikas dice:

    Como ya adelanté en comentarios atrás, 4 de esos socios pufos que salen en la portada de Marca, les conozco. Y ya comente aqui, que habian muchos mas que habian ido a cambio de ver el partido R.Madrid - Sevilla y cena en palco vip. Y una de las azafatas se encargaba de hacerles pasar por una zona aparte, sin pedir documentacion ni nada. Otros, ya llevan tiempo beneficiandose de esto en mas partidos y viajes, pero parece q lo que denuncia la Cope hace un año no sirve hasta que no sale en Marca o El Mundo, la gente calla, y cadenas y periodistas que saben esto hace meses, hablan ahora cuando antes callaban por miedo a represalias del R.M. o vete a saber porqué.
    Al fin, se saca todo a la luz. Ahora pagaran los platos rotos Nanin y Barcena, y Calderon se ira de rositas, mas inocente que la niña de Rajoy. Asi nos va.
    P.D. Vanaclocha proximo articulo, comenta lo que ha denunciado la secretaria de estos que la obligaban a poner cifras mas altas de las q eran en los fichajes.
    Un saludo. Calderon-Dimision.

Deja tu respuesta