Blogs

Patología atlética

abel-resino.jpg

La devaluación del Atlético de Madrid es patológica. La destitución de Javier Aguirre era inevitable a raíz del bochornoso espectáculo que ofreció el equipo ante el Valladolid. El ya entrenador saliente había perdido el rumbo de una plantilla que hace exactamente un mes pensaba en Champions y cotas más altas. Pero ni el mejicano entendía a sus jugadores ni éstos el método, si es que lo había. Parecía que esta temporada sí que había un grupo competitivo para salir de la mediocridad de las últimas campañas pero algo parecido a una enfermedad psicosomática ha atenazado a los futbolistas por enésima vez.

Los jugadores han experimentado un cambio de actitud deplorable. El Kun Agüero ha vuelto de navidades pensando en las musarañas; Forlán no es ni de lejos aquel delantero magistral en el pase y en el remate, y el resto se comporta con una abulia exasperante.

Si diseccionamos las líneas, llama la atención que el club no se haya molestado en buscar soluciones al chistoso medio del campo. Si el Real Madrid sufrió un problema mayúsculo e interminable con los centrales hace pocos años, el Atleti se ha adentrado en un calvario con los centrocampistas que pinta muy negro. Raúl García, Maniche, Banega y Assunçao son del mismo corte, perros de prensa,  pero ninguno cumple ni siquiera con su mejor virtud: pelear balones por delante de la defensa.  De la defensa ni hablamos: el director deportivo, García Pitarch, tiembla cuando cree que Ujfalusi y Heitinga se han descubierto por sí solos. Es decir, dos centrales erráticos a los que le viene grande la Liga y el club. Y para colmo, Leo Franco es irregular hasta decir basta.  Con todo, la conclusión más obvia es que parte de la plantilla no está implicada con el proyecto.

Ahora llega el turno de Abel Resino, un hombre de la casa. El ex portero rojiblanco lo estaba bordando en el Castellón y no esperaba que la oportunidad de su vida se presentara de la noche a la mañana. Porque así ha sido su contratación, con la precipitación con la que siempre se mueve la entidad. Ya es hora de que por una vez en doce años, presidente, director deportivo y entrenador se sienten y analicen qué estilo conviene al equipo y cuáles son los jugadores idóneos. Los innumerables palos de ciego sólo han servido para que el club vulgarice a sus jugadores y viceversa. Y eso no se lo merece el Atlético de Madrid. 

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , , , ,

4 respuestas a “Patología atlética”

  1. jose luis dice:

    Gracias por el análisis. Además era bien oportuno. Seguiré leyendo sus interesantes reflexiones. Me atreveré a comentar algo: en todos los blogs veo un gran enfado hacia la directiva. Ciertamente hacen muchas cosas mal, si bien es cierto que no todas -recordemos que a Riquelme no lo quiso el entrenador, que han conseguido a Forlán y Simao, que acertaron en su momento con Pablo y Perea, que apareció el Kun, quizá como inversión…-. Además, han probado con diferentes tipos de entrenador, consiguiendo a gente de renombre como Sachi, Aragonés o Bianchi, o a algunos más modestos pero prometedores como Ferrando, Manzano o el mismo Aguirre.

    Consideremos que los jugadores son, la mayoría de las veces, culpables: si vemos el juego del la última década, vemos imprecisiones constantes -errores de crío que no se comprenden en profesionales-, gente que no parece comprometerse con estos u otros colores, cierta desidia… ¿Es sólo culpa de la directiva? ¿Sólo culpa de los entrenadores? Algo de responsabilidad tendrán, sin duda, pero estamos hablando de profesionales, por Dios: ¿cómo explicar el bajo rendimiento de jugadores que parecían interesantes como Reyes, Maniche, Heitinga, Pernía, Raul García, Luis García, etc., por sólo hablar del último año?

    En fin, que la cosa creo que es complicada. Espero que Abel sea capaz de meter otro espíritu, de mejorar algo que ciertamente no hacía Aguirre -a pesar de parecerme una persona estupenda- como es la agresividad, la téctica y la presión, de elevar el compromiso del vestuario…

    Veamos qué pasa el próxima mes y medio. Hasta el próximo blog.

  2. Osobuco dice:

    Lo peor es que el Atleti se ha creído lo del ‘pupas’. Ya no hay mentalidad de equipo grande. La familia Gil tiene que salir de ahí y dar paso a savia nueva.

  3. kopese dice:

    No creo que Abel sea capaz de salvar a este equipo más que nada porque tiene menos mediocampo que el Madrid

  4. jose luis dice:

    Hombre, veamos el sistema que pone. ¿3-4-3? ¿4-4-2? Yo creo que se pueden hacer apaños más que decentes: echo en falta que Camacho tengo más regularidad y se vaya haciendo como buen mediocentro, y que De las Cuevas juegue, pues es un rayo por las bandas. Usando la velocidad de Sinama, y si están acertados Simao y Maxi, junto con Forlán y Agüero, creo que hay equipo. Atrás está Ujfalusi, está Perea y está Pablo -que esta temporada no está mal-. Domínguez apuntaba maneras. Y el tema de la portería me tiene un poco a contrapie.

    Vamos, que si Abel escoge a los que estén finos, si presiona en todo campo y complica las transiciones al rival, y se mete un poco de estrategia, unido a una mejor condición física, creo que podemos salvar la temporada.

    ¿Qué opinas Kopese? ¿Sr. Vanaclocha?

Deja tu respuesta