Blogs

Los otros de la Galia

No os extrañe que desde estos días  y hasta verano, escuchéis  una infinidad de futbolistas futuribles para el Real Madrid. El de hoy es Franck Ribery, quizá uno de los nombres más necesarios de los cientos que suenan para el club cada año. De momento, Ribery sí que está comportándose como mandan los cánones de Florentino Pérez: el astuto extremo galo ha dejado entrever que su futuro está lejos de su club, el Bayer de Munich. Ribery se deja querer por el Madrid y éste haría bien en contratarlo. El presidente Franz Beckenbauer lo sabe, el entrenador Jurgen Klinsman también y la afición bávara se resigna a perder a su ídolo. Está claro que el Madrid, sea cual sea su estado, es el Madrid.

No os quepa ninguna duda de que Ribery encajaría a la perfección con la nueva ‘galactización’ (que no ‘galacticidio’) del Madrid. Al contrario que Lass, Huntelaar, Van der Vaart o el recién aterrizado por accidente Faubert, Ribery sí ha demostrado su calidad, tanto en Alemania como con la selección francesa. Por tanto, es un momento idóneo para que quiera culminar su carrera en la cumbre. El runrún de su venida ha dejado de ser un simple susurro para convertirse en una llamada a la ilusión de la hinchada. Seguro que el internacional galo será baza electoral en más de una candidatura. Los socios votantes lo agradecerían y el fútbol español también.

Ribery vendría como un valor seguro pero fichar a Benzema sería una bendita locura. No es la primera vez que expreso mi devoción por el ariete del Lyon en este blog. Su talento natural le hace aborrecer la liga francesa y le pide a gritos nuevos retos. Al igual que Ribery, a Karim también le ha llegado la hora de agigantar su historia y ¡qué mejor equipo que el Real Madrid! En el Barcelona no urge su presencia pero en Madrid rezan para que vista de blanco.

Obviamente, ni Ribery ni Benzema se avendrían a la verdadera tentación de Florentino: cracks sublimes al estilo de Zidane o Ronaldo. De éstos, también llegará alguno la próxima temporada. Sin embargo, los otros son esenciales para levantar un equipo hundido en la más absoluta mediocridad. Llega la época en que los mejores volverán a donde les corresponde. Ésa es la mística del Madrid. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

Deja tu respuesta