Blogs

De mitos y vanidades

Al fin pinchó el Barça y con escandalera arbitral. Iturralde la volvió a liar y catapultó al líder en Sevilla cuando el partido parecía perdido. Supongo que la demagogia sobre los favoritismos arbitrales calará ahora de igual manera en Madrid y Barcelona. Como siempre, las equivocaciones clamorosas cogen el puente aéreo y nunca se desvían del trayecto. Hace un mes fue Pérez-Burrull quien veló por la extraordinaria racha del Madrid en el partido contra Osasuna y el pasado sábado el protagonismo se lo llevó Iturralde con un penalti que sólo él vio. Se nota que la Federación sigue mimando a los dos clubes que le interesan.

De todos modos, el Barça está apabullando tanto, que haberse dejado dos puntitos contra el Betis es pura anécdota, de momento. Lo que no es ninguna menudencia es la gesta de Eto’o: 23 goles en 23 jornadas. Sus números rozan la  leyenda goleadora de Hugo Sánchez, quien había marcado 24 tantos con el Real Madrid en los primeros 23 partidos de la liga 89-90 y que a la postre rubricó con 15 goles más, el ‘pichichi’ y la Bota de Oro. Hoy lunes Eto’o también lidera la Bota de Oro gracias a su desparpajo y al equipazo que le secunda. Repudiado por su club el pasado verano, el camerunés está reivindicándose como mejor sabe: goleando.

Pero no todo es calma chicha en Can Barça. Los guarismos excepcionales de Eto’o han empujado al delantero al pozo de vanidad del que nunca ha salido. Este fin de semana hemos podido leer una entrevista suya jugosa a la par que inoportuna en el semanario francés Sportweek. Eto’o, que todavía debe guardar rencor a la directiva, dice que ya ha decidido su futuro pero que aún no lo desvelará. No hace falta ser muy perspicaz para pensar que el camerunés quiere cambiar de aires. No obstante, sus declaraciones pueden ser una advertencia a Laporta para que vaya formalizando su próxima renovación. Si Eto’o mantiene su eficacia goleadora, el Barça no tendrá que peinar el mercado. La solución, al igual que el año pasado, estará en casa.

Y para seguir la pauta de goleadores, Raúl ya se ha convertido en un mito. Su primer gol al Sporting le ha encumbrado como máximo artillero de la historia del Real Madrid, se dice pronto. Otro récord pulverizado y ahora a por el de mayor número de partidos jugados en Liga, que lo tiene Zubizarreta aunque un poco lejos. Pero Raúl es incombustible y cuando afirma que todavía puede durar dos o tres años más, no lo dice en vano. El siete blanco, otrora siete de España, sólo promete trabajo, trabajo y más trabajo. Es la mejor manera de acometer las gestas y Raúl lo ha aprendido al dedillo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

Una respuesta a “De mitos y vanidades”

  1. orco dice:

    Etoo es chulo y prepotente. Se cree que por ser sincero y criticar todo, es el más guay.

Deja tu respuesta