Blogs

Supersónico

barca.jpg

Al Barça se le ha pasado el atontamiento definitivamente. Tras el decepcionante febrero, los azulgranas han recuperado su mejor versión, era de esperar. Guardiola suspira aliviado porque sus chicos han sufrido el calvario en el mes propicio. A partir de ahora y si no surgen contratiempos, la Liga será coser y cantar. La Champions será diferente aunque no parece que el romo Bayer pueda poner en aprietos a este equipo supersónico. Extraña que el mismo Barça, que ayer goleó al Málaga en un ‘plis plás’ y pudo haber acertado media docena más de goles, haya perdido contra el colista en el Camp Nou. Se barruntaba desde principio de temporada que el tempo de la Liga lo marcarían los azulgranas, lo que nadie auguraba es que los mismos jugadores que la pifiaron los dos últimos años, hagan y deshagan a su antojo.

Si al Barça le valía conservar el empate de Lyon en Champions, se esforzó para hacerle una manita en la vuelta; que el Madrid se pone a tres puntos en la clasificación, pues ellos vacilan al Málaga y le meten seis sin despeinarse. Cada vez está más claro que el famoso canguelo que se quiere transmitir desde la capital es una argucia para darle vidilla a un campeonato que sólo merece un campeón. Y ése es el Barça, el del fútbol total.

El Madrid se aferra a las exigencias del calendario del Barcelona en el que tendrá que intercalar Liga, Champions y la final de Copa por medio. Da igual, la plantilla azulgrana da para eso y mucho más. Es la clave de construir un bloque sólido, competitivo y elegante. O sea, perfecto. Ya no basta con alabar las diabluras de Messi, la contundencia de Eto’o o la clarividencia de Iniesta y Xavi, ahora hay que señalar a todo el equipo como la obra de arte a la que se refería Laporta. El Barça se gusta a sí mismo y al resto. Y no es que los demás no puedan hacer su fútbol, es que no disponen de los futbolistas que convierten el tapete en un parque de atracciones cada domingo.

Con todo, el Madrid debe seguir a lo suyo: ganar y resignarse. Porque es evidente que los blancos no tienen los recursos necesarios para toser al eterno rival: la distancia sideral entre los dos es manifiesta. Al menos, al Madrid le quedará el consuelo de haber intentado una misión imposible

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , ,

Una respuesta a “Supersónico”

  1. Culé dice:

    Ni el Madrid de Zidane y Ronaldo jugaba como este Barça

Deja tu respuesta