Blogs

El mastodonte inglés

cesc.jpg

Solo ante el peligro. El Barcelona es el único que puede conquistar el Imperio Británico, ese mastodonte que año tras año arrasa en Europa. De nuevo veremos a un equipo inglés en la final de la Champions. Inglaterra vive su momento más placentero, sabe que es su década al igual que la de los noventa fue italiana.  Manchester, Chelsea y Arsenal, por ese orden, ya han presentado credenciales suficientes para asaltar Roma. Sin embargo, el Barça  es el favorito, se lo ha ganado por méritos propios.

Los azulgranas van sobrados allá donde juegan. Pisaron Munich con el propósito de hacer correr el reloj y al final acabaron jugando a su antojo. Da la sensación de que este equipo se divierte por naturaleza. El fútbol le sale sin querer. La única incógnita es averiguar si Guardiola no se amilana por la presión, por aquello de que sigue siendo un neófito del banquillo. Porque ya se sabe que a un partido, y más si es de Champions, puede pasar de todo.  Y si no, que se lo recuerden al Milan en la final del 2005 contra el Liverpool.

El Arsenal anda a rebufo del Barça por espectacularidad. Wenger ha vuelto a reunir una remesa de jóvenes prodigiosos que aplica lo aprendido en la escuela. Es maravilloso ver a un equipo que apenas sobrepasa la veintena de edad y que sonríe cada vez que maneja la pelota. Su referencia es Cesc, quien pone en el atril la pauta de cada partido. Pero es que Van Persie atesora la calidad propia de un talento holandés; Adebayor es un émulo de aquel majestuoso Kanu; Walcott es un correcaminos que irrumpe a cuarenta metros de la portería contraria y luego aparecen Nasri, Diaby y Carlos Vela, que asombraron cuando eran alevines y que están respondiendo prematuramente. El Arsenal es el ejemplo modélico de que con poco dinero y mucha paciencia se puede engendrar algo virtuoso.

Por su parte, el Manchester se ha despistado en los últimos meses. Su fútbol eficaz e incontestable ha desaparecido sin razón alguna y tiene que recurrir a la experiencia para solventar sus partidos. Anoche en Oporto hizo lo justito y sólo por un zurriagazo de Cristiano Ronaldo se metió en semifinales. Parece que los reproches de Ferguson a su niño mimado han causado efecto.

Por último, el Chelsea. Hiddink ha desabrochado la camisa de fuerza que puso Mourinho a un equipo con vasto potencial. Abramovich se ha cansado de despilfarrar millones de euros y si vuelve a sufrir una temporada aciaga, a nadie le extrañaría que vendiese el club. En el césped, el auténtico peligro del Chelsea es Drogba, que ha recuperado su mejor versión. No obstante, si el Barça contiene al gigantón marfileño, la eliminatoria será suya. Pero ojo con este equipo, que, tal como ocurrió con el Bayer, vendrá de víctima. Aunque si el resultado es el mismo, bienvenido sea.  

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , ,

3 respuestas a “El mastodonte inglés”

  1. Mikas dice:

    Solo un comentario y corto. Que mala es la envidia de la liga de las estrellas, que siempre andamos diciendo que la liga inglesa es aburrida y de pelotazo arriba. Alguien no disfruto como niño en puerta de colegio con el partido del Liverpool-Chelsea? y alguien no se muere de envidia de volver a ver a 3 ingleses en semis? ojala fuese asi de aburrida la liga de las estrellas por diooos!

  2. TONIPIRULAS dice:

    la liga inglesa está ahí arriba porque es donde está la pasta. si los rusos fueran a otro país, grande harían ese futbol.
    Es como pasa en nuestra liga con el barsa y el madrid, que este año con la crisis, mas diferencia aun han marcado con el resto, siendo casi imposible que pierdan un partido. La clave en las diferencias de los equipos es el dinero, y hoy por hoy casi todo está en los mismos. los mas pequeños o no pagan (valencia) o no se refuerzan como es debido

  3. Zoran dice:

    No se trata de si es mejor o peor la liga inglesa. El Arsenal tiene un modelo que solo ellos aplican en Europa. El Madrid nunca apostará por chavales de 16 o 17 años

Deja tu respuesta