Blogs

El Madrid de Spielberg

pepe.jpg

Es muy difícil resumir lo que pasó durante seis minutos en el Santiago Bernabeu: desesperación del Madrid, esperanza tras el empate de Guti, enajenación mental transitoria de Pepe y éxtasis de Higuaín. Un equipo épico con un estilo llamado milagro emocionó incluso a los aficionados del Barça. Una vez más, el Madrid recurrió a lo único que saber hacer: revertir situaciones más que imposibles. Seguro que algún entrenador tiró a la basura su manual de fútbol después del gol decisivo de los blancos. No es para menos. El Madrid se ha convertido en un fenómeno paranormal que huye de cualquier motivo racional. Sólo espabila cuando pende sobre su cabeza la espada de Damocles y cuando necesita alcanzar la apoteosis. Porque todo lo que hace este equipo es apoteósico.

Comentario al margen merece Pepe. Al fabuloso central portugués se le fue la pinza. Primero, al patear a Casquero dos veces en el suelo; después, por propinarle un puñetazo a Albín; tercero, por acordarse de la madre de los cuatro árbitros del partido y finalmente, por insultar a Contra y sus compatriotas rumanos en el túnel de vestuarios. Ni siquiera el famoso pisotón en la mandíbula de Juanito a Lothar Matthaüs fue tan violento como la locura de Pepe. El madridista pidió perdón después del partido pero tendrá que ser consecuente con sus actos. Lo más seguro es que se haya despedido de la temporada.

A Marcelo también hay que darle de comer aparte. El brasileño se mofó del Cata Díaz al término del encuentro y el corpulento defensa del Getafe le persiguió casi hasta la ducha. Marcelo tardó en abandonar el estadio porque el argentino estaba esperándole a la salida del vestuario. Semejante desconsideración no debería quedar impune dentro del club blanco. Marcelo todavía no es consciente de que viste la camiseta del Real Madrid. Ya va siendo hora de que aprenda.

La lectura amarga de la proeza merengue son las devastadoras secuelas que tendrá que afrontar el Madrid en Sevilla el próximo domingo. Sin Pepe lo que falta de campeonato; sin Robben, que anoche volvió a ser víctima de su fragilidad física; sin Sneijder, que no llegará a tiempo y también con la dudosa ausencia de Higuaín, a quien el club espera que el Comité de Competición le quite la quinta tarjeta amarilla que vio tras sufrir un claro penalti, al Madrid sólo le queda volver a llamar a Steven Spielberg. La ficción es infinita. El Madrid también.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , ,

2 respuestas a “El Madrid de Spielberg”

  1. kopese dice:

    Las remontadas épicas deben ser contra equipos grandes (Liverpool, Barcelona, Juventus, etc….) Remontar a un equipo como el Getafe, que desde su presidente hasta el utillero son seguidores del madrid, no es que tenga mucho merito. Todavía estamos esperando una victoria del Madrid este año contra un equipo potente de los verdad…

  2. Balta dice:

    Si el Madrid es de Spielberg, el Barca directamente es de otra galaxia. El R.Madrid no juega a nada.

    Forza Atleti!!!

Deja tu respuesta