Blogs

Messi por encima de todos

messi-athletic.jpg

Ni Cristiano ni Kaká: el crack mundial es Messi. No hay jugador en la faz de la tierra que regateé con tanta facilidad y haga lo que dé la gana en un metro cuadrado. Cada vez parece más irrisoria la desgastada comparación entre el astro portugués de los noventa y cuatro millones y el pequeño diablillo argentino. Quizá la gran diferencia estribe en que Ronaldo tiene que amoldar su talento al juego que quiere proponer el Madrid y el estilo Messi le viene como anillo al dedo al Barça. Bueno, a los culés y a cualquiera, por algo Leo es el mejor. Anoche él solo devoró a un Athletic que vino de comparsa para cumplir el protocolo del palco. La Supercopa ha sido la enésima prueba de que los diecinueve equipos que compiten contra el campeón tendrán que esforzarse con denuedo. El baile a los leones es el síntoma clarísimo de que el ‘superequipo’ continúa.

Es evidente que el fútbol se gusta cuando viste de azulgrana y más si es Messi quien acaricia la pelota. Por eso,  si Guardiola hiciese las alineaciones pensando en sus aficionados, exhibiría su ‘mona lisa’ sólo en los momentos estelares. Messi es uno de esos jugadores que deberían jugar a ratos para satisfacer el paladar del aficionado sin llegar a saturarlo. Ahora se marcha al rescate de una Argentina tristona que se juega su pase al Mundial contra la temible y consolidada Brasil. Maradona necesita a su joya y el Barça, consciente de la urgencia, no ha impedido la marcha de su crack. Eso sí que es ser generoso con las estrellas.

Por lo demás, Ibrahimovic se está desperezando a medida que se acerca el pistoletazo inicial. Anoche dejó una volea aérea que por poco no acabó en gol. Y aunque no presiona como lo hacía Eto’o, sus desmarques van a ser una mina de oro para Xavi e Iniesta. Además, se nota que el sueco está cogiendo el gustillo a nuestro fútbol. Aunque no podía ser de otra manera, puesto que estos últimos años ha tenido que zafarse con defensas rudos y tácticas encorsetadas, como las que predica el Inter de Mourinho.

En fin, el Barça pisa fuerte hacia una nueva proeza (quien sabe si el ‘sextete’). Pero para que Laporta vuelva a regodearse de ‘tritranquilidad’, Guardiola necesita que el club le conceda su capricho: el ucranio Chygrynskiy. Otra historia es pagar por este central los veinticinco millones que pide el Shakhtar cuando a priori irá directo al banquillo. Cosas de Guardiola.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , ,

Deja tu respuesta