Blogs

Bendito galimatías

A Pellegrini le deben estar chirriando los oídos con tanto número. Que si 4-2-4, o mejor un 4-2-3-1 y por qué no decantarse por un 4-3-3.  El debate sobre la felicidad de Cristiano se ha desvanecido para dar paso al del ideal táctico. Florentino ha cumplido su parte del contrato trayendo a los mejores y ahora es el técnico chileno quien debe atinar con las fórmulas de su librillo. El club se ha gastado más de doscientos millones de euros para ganar algo más que títulos: el dispendio debe ser la llave para una apuesta futbolística interesante, cuanto menos.

La primera pizarra de Pellegrini ha durado un partido y, a tenor del desastre que originó, no parece que el entrenador se atreva de nuevo a dibujar tal garabato. Porque eso es lo que fue la disposición táctica del Madrid contra el modestísimo Xerez. Un 4-2-4 que se atoró en el centro (por dónde más tránsito debe  haber) y se ahogó en las bandas. El envite con Lass y Gago resultó fallido. Dos jugadores del mismo corte se entorpecen más que complementarse. El francés cumple su cometido como un autómata pero Gago sólo aporta fallos que sus compañeros deben enmendar. El argentino ayuda poco atrás y menos en ataque. Su desconcierto resquebraja el esqueleto del equipo. En consecuencia, sin flujo de balón en la medular Kaká y Cristiano tienen que retrasarse para coger el balón. O sea, más jugadores que regatear.

La ausencia de Xabi Alonso ante el Xerez difuminó la nitidez del centro del campo. Sin embargo, aun con el donostiarra en el once, Pellegrini debería probar con tres efectivos en esa línea. Con Lass de guardaespaldas omnipresente, Kaká se encontraría con un gran abanico de opciones, siempre y cuando Xabi sea su escudero. El brasileño juega como centrocampista pero tiene alma de delantero. Su inclinación natural es echarse adelante, una pequeña osadía tolerable si sus adláteres son el francés y el ex del Liverpool. Kaká se gusta de mediapunta y echado a la izquierda. Y como Cristiano se mueve como pez en el agua por cualquier banda, el ataque merengue acepta muchas sugerencias válidas.

Otra alternativa es el 4-2-3-1, aunque esta táctica requiere a Kaká, Cristiano y Granero sin discusión. Guti también puede pergeñar ofensivas pero necesita veinte metros más. Así que el madrileño actúa mejor en dúo. En fin, con tanta propuesta, bendito galimatías el que se le presenta a Pellegrini.   

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

2 respuestas a “Bendito galimatías”

  1. Houston dice:

    Creo que la mejor opción es el 4-2-3-1 con Benzema en punta. Kaka y Cristiano hacen más daño retrasados.

  2. Danielon dice:

    El 4-2-3-1 mola pero si es Benzema el que juega arriba. Raúl está para pocos trotes. Y a ver lo que dura Guti, que ahora muy bien pero en los partidos importantes se acojona

Deja tu respuesta