Blogs

¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí

Menos mal. Ya era hora de que alguien dijera sin remilgos que el fútbol español se puede jugar a mediodía. Parecía que los gerifaltes de la Liga habían obviado ciertas nociones de marketing: nuestro campeonato es, junto a la Premier, el mejor del mundo y como tal, hay que venderlo. Esta mañana el director general de nuestro preciado torneo, Francisco Roca, ha desvelado que la LFP contempla fijar partidos a las tres de la tarde para abrirse al mercado asiático. Valiente sugerencia que todavía no llega tarde, porque hoy más que nunca tenemos los iconos publicitarios más solicitados  en los equipos más atractivos. Bueno, quizá el tema de los horarios sí pudo enmendarse antes: Florentino Pérez propuso hace tiempo a la Liga jugar a mediodía para exhibir a sus galácticos desde Pekín a Tokio vía Shanghai.

El fútbol del siglo XXI se ha quitado el corsé chovinista para expandirse por todo el globo. Desde que el Manchester United abriese el melón de las giras asiáticas, un puñado de clubes españoles programa en sus pretemporadas alguna estancia en Asia. Allí son multitud y el fútbol les encandila. No hay más que ver el furor que causan los Cristiano, Kaká, Messi, Torres, Eto’o y compañía por el Extremo Oriente. Y la fatiga que supone para nuestros equipos tragarse miles de kilómetros por un par de bolos veraniegos se ve recompensada por jugosos estipendios. No en vano, las giras se han convertido en un lucrativo negocio que permite amortizar inversiones –Beckham, CR9- y afrontar gastos ordinarios – salarios de jugadores-.

Los folclóricos argumentarán que el fútbol en España camina de la mano de los toros: a las cinco o bien entrada la tarde. Cierto es que nuestras costumbres no comulgan con las anglosajonas, ni siquiera las italianas, pero el fútbol de hoy no está hecho para el graderío sino para los telespectadores. Si no, preguntaos de dónde vienen la mayoría de ingresos de los clubes. Es difícil creer que un Madrid-Barça a las tres no arrasaría en audiencias o abarrotaría el estadio. Claro que sí. Sólo hay que adaptarse a los cambios y son futbolísticos no cuesta nada. Haber traído  a los mejores y más caros jugadores responde a estrategias mercadotécnicas: no basta con meter goles, hay que ser telegénico y entregarse a cualquier público, sea español, chino o americano. Y es en este punto donde la Premier League camina a pasos agigantados.  ¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , , , ,

2 respuestas a “¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí”

  1. bokeron11 dice:

    Hola Carlos,estoy contigo,aunque por motivos diferentes.Llevo varios años pensando que a las 3 de la tarde se ahorraría muchos Kilowatios de electricidad y por lo tanto,muchas toneladas de C02 de lanzar a la atmósfera,aparte que los clubes verían bastante reducida su consecuente factura de luz.

    Ya sé que no tiene nada que ver con el tema en cuestión,que trata del merchandising y todo lo referente a la imagen de hoy día del fútbol (para eso ya está Flo),pero es lo que tiene ser muy aficionado al fútbol y al mismo tiempo estar preocupado por el medio ambiente y el respeto por la naturaleza.

    P.D.Si Florentino quiere transformar el Bernabéu,ponerle cubierta o lo sea,que lo haga,pero no estaría mal que forrara la cubierta de placas solares,de forma que el Bernabéu tuviera el 100% de energía eléctrica limpia y respetuosa con el medio ambiente,así daría mucho ejemplo a los aficonados y sería pionero en el mundo del fútbol,con lo que eso conlleva en ésta sociedad.Un saludo a todos.

  2. antonio lorenzo dice:

    Hola Carlos, a mí también me apetece ver el fútbol a la hora de la sobremesa y creo que lo veremos más pronto que tarde (quizá la próxima temporada). Pienso que el motivo decisivo no guarda relación con las audiencias millonarias que se ganarán en Asia -que está muy bien y que puede ser una excelente excusa-, sino otra mucho más cercana y poderosa.
    Los dueños de los derechos del fútbol se han percatado de que tienen en su poder todos los partidos de la Liga, pero muchos de los encuentros coinciden en la misma franja horaria. No hace falta hacer muchas cuentas para percatarse de que los ingresos de Mediapro serían mayores si se solapa el menor número de partidos posibles. Es decir, habrá partidos a las tres, a las cinco, a las siete, a las nueve y a las once… si fuera posible.
    Saludos, Dr. Puk (compañero tuyo de blogosfera de elEconomista)

Deja tu respuesta