Blogs

Éramos pocos y parió la abuela

Éramos pocos y parió la abuela, con perdón. Resulta que el Madrid intenta zanjar un desastre tras otro, y anoche nos acostábamos con otro lío sórdido y estúpido provocado por Guti y su boquita incontinente. “En las discotecas no me veo a los sesenta años sino ahora”, espetó Guti en una entrevista en Intereconomía que hoy reproduce el diario ‘La Gaceta’. Este chico no aprende y creo que ya es demasiado tarde para que lo haga, más que nada porque el Madrid pretende deshacerse de él con inminencia. Para colmo, Valdano comió ayer con el propio Guti para dar carpetazo al affaire del vestuario de Alcorcón y pedirle compromiso por enésima vez. Pero después de esa entrevista que no tiene desperdicio, ¿con qué cara  volverá a mirar el director general al chaval? Sinceramente, dudo que vuelva a reunirse con él.

Guti dice que ahora, estos últimos días, su relación con Pellegrini es complicada. Pues sí que ha cambiado en menos dos semanas. El jugador salió ante los medios dos días después del 4-0 de Alcorcón para intentar vacilar a la opinión pública, afirmando que la relación con su míster era increíble. Entonces, una de dos: o cuatro partidos sin ser convocado merecidamente le han enfurruñado como a un niño pequeño o Guti mintió bellacamente motu proprio o quizá por orden del club, con el propósito de capear el temporal. Ya sabéis que esto de las comparecencias públicas en el fútbol es un pequeño teatrillo en el que las declaraciones están pautadas. Sin embargo, el caso de Guti extraña porque el futbolista no se pliega a semejantes circos. De sobra es conocida su vehemencia electrizante que le hacen cagarla continuamente.

Insisto, la entrevista concede muchas lecturas en contra del jugador, demasiadas. Guti también afirma que hay extranjeros en la plantilla que no entienden los valores del madridismo: no le falta razón. Pero eso que lo diga Raúl o Casillas, no él. Sus compañeros siempre han sabido guardar la compostura y rayar el comedimiento que exige el mejor club de la historia. Guti sale de un desencuentro para involucrarse en otro. No ha habido ningún entrenador en quince años que no las haya tenido tiesas con el ‘14’ blanco. Bueno, sí, Schuster, pero es que el alemán no tenía mucho dónde elegir para poder prescindir de este díscolo muchacho.

Lo que resigna al madridismo es contemplar cómo uno de los futbolistas más talentosos de la Liga enturbia su carrera con continuos paripés que no vienen a cuento. Dentro de unos años, cuando al socio se le pregunte por Guti, no hará falta una respuesta rebuscada: aquel gran canterano que jugó en el Madrid quince años y del que apenas se recuerda algún partido memorable. Ése es Guti, capaz de lo mejor y lo peor, aunque más veces de lo último.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

2 respuestas a “Éramos pocos y parió la abuela”

  1. kopese dice:

    Si ya lo decía Calderón: Guti siempre será la eterna promesa…

  2. bokeron11 dice:

    Simplemente,no tiene arreglo.Lástima de talento,lástima porque hay quien lo tiene y por una cosa ó por otra,no tiene la oportunidad de jugar y exhibirse como lo ha echo éste tantas veces,y además,en el Madrid.

    Con la que está callendo y se pone a decir semejantes estupideces.Particularmente meto en un paquete a Gago(sin comentarios),Mahmadou Diarrá,SuperGutiFashion e incluso a un tal Xabi Alonso(ese que el país ENTERO del periodismo lo pidió,portada tras portada,para “afinar la orquesta” de la 2ª era Galáctica),…y los cambio por Cesc Fábregas.

    Con el catalán,Lass,Parejo y algún que otro canterano,tenemos medio-campo para unos cuántos años,y además de garantías…

    Carlos,te aviso como te lo avisé en verano,la “superproducción”sólo acaba de empezar,menudo show nos espera a los blancos…!

Deja tu respuesta