Blogs

El sustituto impensable de Ronaldo

ruud.jpg

Verano de 2006. Ronaldo, el ‘gordito’, da sus últimos coletazos en el Real. Sabe que sus correrías por la noche madrileña no son muy del gusto del nuevo míster, Fabio Capello. Éste se había comprometido con el candidato Ramón Calderón, entonces un tipo aparentemente serio, siempre y cuando se cumplieran sus estrictas condiciones. Una de las más importantes era fichar un delantero centro con credenciales y que garantizara un buen número de goles. Pedja Mijatovic, el delfín de Calderón, se puso manos a la obra y se decantó por un repudiado de Ferguson, a quien el sir escocés había profetizado su ocaso profesional. Pero el director deportivo merengue sí creyó que Ruud Van Nistelrooy podía seguir pegando tiros en España. Y vaya sí lo hizo.

A Van Nistelrooy se le dio de maravilla la Premier (cien goles en ciento cincuenta partidos) y sus incursiones en la Champions eran puro entretenimiento (treinta y ocho golitos en casi cincuenta apariciones). Con tan extenso aval, el holandés intuía que sus treinta tacos no serían óbice para divertirse en España. Lo pensó y cumplió: en su primera temporada con el Madrid fue pichichi y jugador clave en la remontada impensable. Pero, además, su afabilidad y buen humor calaron en una afición que jamás imaginó un sustituto tan tempranero para Ronaldo. Precisamente, el brasileño tuvo que abandonar el club en enero de 2007 frustrado por su suplencia y porque tuvo que resignarse a que un coetáneo más comprometido con la causa le arrebatara el puesto con todo merecimiento.

Pero, claro, el inconveniente de fichar a un jugador en la treintena y utilizarlo dos veces por semana (Liga-Champions; Liga-Copa) es que se puede romper. Y Ruud no fue una excepción en su segundo año de merengue. Primero, el menisco, después el ligamento de la rodilla y más tarde el cartílago, abocaron al ariete holandés a una posible retirada. Aún así, Van Nistelrooy, obcecado en dejar atrás una lesión irreversible a su edad, ha seguido entrenando, pero sus comparecencias se cuentan con los dedos de una mano.

Ahora, con Higuaín, Benzema y Raúl, en menor medida, por delante, la aportación de Van Nistelrooy en Madrid ya no estaba en la onda de este equipo. Pero el Hamburgo le ha dado la última oportunidad de su vida, el último espaldarazo para una retirada dignísima en un Mundial, ¡Ánimo, Ruud!

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

3 respuestas a “El sustituto impensable de Ronaldo”

  1. bokeron11 dice:

    Hoy no merece la pena ensuciar estos renglones con cuestiones de personajes que le quedan muuuuucho por aprender.

    Hoy me levanto para aplaudirle a un Señor del fútbol,el cuál admito me impresionó,yo era uno de los que pensaba que “el holandés este viene a retirarse,cuando no lo quiere Fergusson…”.Pues me equivoqué y mucho,ahí están sus números,sus goles por partido disputado.Ruud,espero que te vaya bien donde juegues y estés,siempre estarás en la leyenda de este club,y siempre estarás en la memoria de muchos madridistas,como en la mía.
    BON VOYAGE!

  2. Laslo dice:

    Que grande es Ruud, es una pena que viniese con 30 años, al igual que Zidane. Como marque goles en Hamburgo, se saldrá en el Mundial

  3. kopese dice:

    Me parece muy bonito el homenaje y tal… pero cuando llegó al Madrid ya venía arrastrando una serie de lesiones bastante importantes que fué lo que hizo que Sir Ferguson le fuera defrenestrando…

    A ver si ahora alos jugadores con 30 años no se les puede fichar por si se lesionan… Vanaclocha, te ha sobrado todo ese párrafo…

Deja tu respuesta