Blogs

Masoquista

No le busques las cosquillas al Madrid, porque al final se las encuentras. Ése es el mensaje de bienvenida que debería figurar en un cartelón a la entrada del Bernabeu. El episodio del Sporting fue uno más dentro de la infinidad de partidos tontos que juega el Madrid y que gana por el efecto acción-reacción. Sinceramente, da la sensación de que este equipo es masoquista. Cuando no juega a nada, basta con meterle un susto para que espabile; si le da por abusar desde el principio, date por sentenciado. Así se las gasta el Madrid con la burguesía media de la Liga. Por ello, quizá sea aconsejable templar a la bestia y matarla sobre la bocina.  

A saber por qué el Madrid ha cogido esa fea costumbre de entonarse cuando le pegan un bofetón. Siempre es peligroso, aunque a los blancos les gusta ser fustigados hasta que se cansan y toman las riendas de la función. El Sporting no pasó de ser un equipo molesto con el propósito de hacer la puñeta todo lo que pudiese. Pero el problema lo creó el Madrid en sí mismo y fue él mismo quien tuvo que solventarlo. Pellegrini volvió a empecinarse con Lass como escolta de Xabi Alonso; y al chileno ya le han recomendado por activa y por pasiva que tal planteamiento está muy bien con equipos gordos y a domicilio, no en el Bernabeu y contra rivales de mitad de tabla.

O sea que el chileno rectificó su táctica cuando sonaron las primeras alarmas y dejó el mando a Guti, a quien encargó el desenlace final, fuese bueno o malo. Y la cosa funcionó en la segunda parte porque el Sporting no se lo creyó con el 0-1 y porque el Madrid respondió ipso facto. También ayudó, todo hay que decirlo, el árbitro Paradas Romero, que obvió unas manos clamorosas de Van der Vaart en el gol del empate. Después, la caída del rojiblanco Castro no fue penalti ni de lejos, así que no hay motivos para cabreos monumentales.

El problema es que la pillería de Van der Vaart va a provocar una nueva dosis soporífera de ‘villarato’, pero a la inversa. Esta semana se quejarán desde Barcelona escudándose en el empate del Madrid. Es lícito, aunque lo cierto es que si no hubiese sido esa jugada, el Madrid habría marcado en otra. Al líder nunca se le habría escapado el partido de ayer; más que nada, porque sólo le queda ese reto.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

2 respuestas a “Masoquista”

  1. Urdi dice:

    Claro, no conviene hablar del escandalo arbitral del Bernabeu, pues para mi sí fue penalti a Diego Castro, quejaos ahora

  2. Marcos López dice:

    Siempre es un placer leerte.

Deja tu respuesta