Blogs

Algo debía tener Ibrahimovic

slatan.jpg

Os recomiendo que no os perdáis la ‘espaldinha’ de Ibrahimovic, una genialidad jamás filmada en un vídeo de fútbol. Ibra Cadabra asistió a Messi con un pase de espalda, pero no es que el sueco se colocara a espaldas de la portería, sino que se adelantó a la bajada del balón y lo deslizó con el lomo. Jugadón de quien más lo necesitaba. Con cositas de este tipo sí se justifican sus cincuenta millones….más Eto’o.

No debió ser fácil venir a un equipo ahíto de títulos para aplacar la vorágine mediática de Cristiano y Kaká. Y más cuando se le encomendó marcar tantos goles como su antecesor y no montar bullas en el vestuario. Zlatan se aprendió el discurso y, en consecuencia, empezó como un tiro marcando goles a diestro y siniestro. Pero después de la visita del Madrid al Camp Nou, su pistola se encasquilló y las críticas arreciaron contra él.

Sin embargo, Ibrahimovic, lejos de asomar esa personalidad volátil que le ha enemistado con Mourinho, ha seguido a lo suyo; sin dar el cante con gestos vituperables y declaraciones altisonantes, el ariete sueco se ha amargado consigo mismo por su sequía goleador, aunque siempre ha enseñado la sonrisa a sus compañeros. Tal es así, que el vestuario se deshace en elogios hacia el sueco cada vez que la prensa les fuerza a justificar el bajón de Ibra.

Y como bien dijo Jorge Valdano, cuando su grandilocuencia sí tenía sentido, el fútbol son ‘estados de ánimo’ y el de Ibra cambió con la generosidad de Messi en Zaragoza.  Si el argentino no le hubiera obsequiado con ese penalti después de tres fallosos clamorosos de Zlatan, quizá no iría ni convocado el resto de temporada. Bueno, eso sí, porque Henry no está para muchas batallas.

El caso es que Ibrahimovic las vuelve a enchufar justo cuando el Barça sobrevive a su momento más crítico. El campeón, bien por dejadez o por sus lesiones clave, ha ocultado su fútbol insuperable, quizá lo reserve para ocasiones venideras más importantes. Ahora gana y poquito más; aunque su descarada suficiencia aún le vale para mantener el pulso liguero. Pero, por lo menos, Guardiola ha recuperado a Ibrahimovic. Y mientras marque goles y se invente frivolidades como la ‘espaldinha’, no hará falta acusar al Barça de maltrato de la pelota.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

Deja tu respuesta