Blogs

¿Es el mejor o es el mejor?

1273082923_0.jpg

El fútbol mundial se estremeció cuando el Madrid soltó casi cien millones de euros al Manchester, ¿valía algún jugador tal pastizal? Paradójicamente, Cristiano es la respuesta aunque quizá no vaya a rascar nada. Porque este Madrid ha demostrado por enésima vez que es ‘CR9’ y su pandilla. Así le llega para dar guerra al Barça en Liga, no para intentar algo grandioso en Champions. Y eso es porque nuestro campeonato evidencia (lo hizo desde que Madrid y Barça salieron disparados a por el título) que la competitividad está por los suelos. El perdedor final se va a quedar con un consuelo ñoño y estúpido, el de ya haber logrado un récord histórico de puntos. Es complicado que alguno de los dos vaya a dejarse si quiera un empate en las dos jornadas finales. Quizá el Barça pueda pinchar en el Pizjuán contra un Sevilla que debe tomarse muy en serio el partido, la Champions es la Champions.

Pero vuelvo a Cristiano Ronaldo, porque se empeña en que le dediquemos todo tipo de poemas de arte mayor o menor. Anoche clavó su primer ‘hat trick’ de la temporada (extraña, ¿verdad?) y con ello  ocultó el pobre fútbol del equipo. Arrasa con todo a su paso y revoluciona a sus amuermados compañeros. Él solito se las arregla para salvar al Madrid jornada tras jornada. No obstante, es una lástima que esto suceda en este equipo, aunque tampoco le vamos a pedir que deslumbre para dos partidos más; gana con suficiencia, juegue regular o rematadamente mal.

Y puede que la directiva transija con Pellegrini un año más, sobre todo para dar continuidad y estabilidad a su proyecto. Pero claro, aparte de títulos, al chileno se le debe exigir ya una propuesta concreta después del periodo experimental. A Pellegrini le han faltado arrestos en algunos momentos para coger de la pechera a más de uno y haberle mandado al banquillo (Kaká), pero también es cierto que ha recuperado para la causa a otros como a Van der Vaart. Aunque lo mejor que ha dejado el míster es su impasibilidad ante toda la rumorología que envuelve al club. Le han restregado en la cara portadas de Mourinho y no ha perdido los estribos. Su firme estoicismo merece una segunda oportunidad, ¿o ya nadie se acuerda que Johan Cruyff tardó tres años en ganar una Liga?

De todos modos, pase lo que pase en el desenlace liguero, el segundo plan de Florentino deja la intriga de Kaká. En Mallorca fue puesto de titular para no dar una a derechas: cualquier pelota que cogía, la perdía. Es cierto que una pubalgia que arrastraba de Milan le ha condicionado, pero no es menos verdad que su técnica habría bastado en esta liga para finiquitar un buen puñado de partidos. Y no ha sido así. Kaká ha sido devorado por el ansia del madridismo, era el gran deseado desde hacía tres años, y por la sobredimensión inalcanzable de Cristiano Ronaldo. No obstante, me niego a pensar que el brasileño se ha apagado como un interruptor. Como a Pellegrini, a Kaká le toca reválida. Y no vale que se salga en el Mundial.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

Deja tu respuesta