Blogs

Final incierta

Quique Sánchez Flores no esperaba que el Comité hiciera la vista gorda con Negredo. Son cosas del fútbol y de la camaradería entre organismos federativos y clubes importantes. Del Nido ha metido el suyo en primera línea y, por tanto, goza de ciertas bulas de los que mandan. Pero, en fin, al margen de que a Negredo le hayan absuelto tras cagarse en uno de los linieres del Almería-Sevilla, el Camp Nou será el anfitrión de una de las finales más inciertas que se recuerdan. El Sevilla tiene más aplomo en citas de este calibre (la evidencia la puso Juande Ramos), aunque es el Atlético el que acaba de salir airoso de una.

Los rojiblancos han ido a por la final de Copa y ahí están. Con un camino más o menos expedito en el que sólo tuvieron que emplearse a fondo para remontar un 3-0 al Recreativo, se plantan en Barcelona con mucho que ganar y poco que perder. Nadie les reprochará nada si no alzan la Copa, la afición ya está contenta con la Europa League en una temporada que se intuía miserable.

Quizá sea la última oportunidad para saborear el dúo de pícaros Forlán-Agüero, porque mucho tendrían que cambiar las circunstancias actuales para que el Kun no sea seducido por el porrón de ofertas multimillonarias que se han presentado en el Calderón. Pero, quedémonos en la final de hoy, en la que el Kun quiere salirse, tal como lo hizo Forlán en Hamburgo. La gracia del partido la ponen ellos dos: Agüero intentará poner patas arriba a la defensa hispalense con quiebros, fintas y regates cerrados, mientras que el uruguayo tendrá armado el fusil cuando su socio le dé la asistencia perfecta. No me olvido de la versión mejorada de José Antonio Reyes. Su finura en el ataque servirá  como tercera distracción para el enemigo. Y es que viendo la munición atlética, es una pena que en la Liga no hayan apuntado mejor. En fin, es el Atleti, qué os voy a contar.

Sevilla entera se ha cruzado la diagonal de España para aterrizar en La Diagonal de Barcelona. Su clasificación agónica para la previa de Champions salva otro año prolijo. Una plaga tremebunda de lesiones ha dejado cojo al equipo desde pretemporada y la permanente sospecha sobre Manolo Jiménez, dejaron al equipo al borde del KO. Pero fue llegar Antonio Álvarez y los jugadores han recuperado la cordura con un juego sencillito y muy práctico. Hoy no jugará Luis Fabiano, el aguijón del Sevilla, pero sí estarán Kanoutè, quien ha vuelto a coger la forma, y el perdonado Negredo. Tampoco me olvido de Jesús Navas y Capel, las balas de las bandas que, presumiblemente, se van a divertir con Antonio López y Ujfalusi respectivamente.

Por cierto, tendría bemoles que los sevillistas no salieran como gladiadores esta noche, toda vez que fueron ellos y sólo ellos quienes se cargaron al todopoderoso Barcelona con doble oportunidad. Es lo menos que les exigen cuarenta mil tíos que se han tragado más de mil kilómetros en un día laboral.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , , ,

2 respuestas a “Final incierta”

  1. kopese dice:

    El Kun se volverá a esconder igual que hace Ronaldo en las grandes citas, así que al alteti solo le queda el consuelo de que Forlan se crece en estas situaciones. Uno por otro…

  2. Indy dice:

    Que risa las criticas a la grandeza de uno y otro (el Atleti juega como local precisamente por tener más aplomo y sobre todo más titulos), y sobre el KUN poco que decir, sencillamente number 1 mundial…FORZA ATLEEEEEEEEEEETIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Deja tu respuesta