Blogs

Recibiendo y callando

1283363226_0.jpg

 

Mourinho sabía que tarde o temprano iba a llegar el momento de proteger a su alumno predilecto. Y ha bastado una jornada para que el técnico se haya hartado: a Cristiano le siguen friendo a patadas, codazos y alguna que otra zancadilla, y su entrenador ha lanzado el primer aviso mordaz. “Cristiano no tiene cultura de piscina”, ha advertido Mou. No le falta razón: la voracidad y el ansia del jugador por apabullar en cada jugada hace que ni se moleste en usar tretas que ayuden al equipo. El orgullo pétreo de Cristiano le impulsa a demostrar que es el mejor en cada jugada, sin tachones ni artimañas que se le puedan achacar.

 

Por eso, Mou flipa con la benevolencia de nuestros árbitros, o más bien con la del que dirigió el Mallorca-Madrid. Y el Madrid teme que no se trate de un caso aislado; si un trencilla ha permitido dureza con Cristiano, lo lógico es que el resto del colectivo actúe de semejante manera. El problema es que si los defensas captan a la primera la bula arbitral, más le vale al portugués salir al campo como un jugador de fútbol americano.

 

Pero ahí no ha quedado el pataleo de Mou. Aparte de decir a las claras que no entiende por qué las patadas a Cristiano no implican tarjeta, ha apuntado contra los ‘piscineros’. No ha dado nombres, faltaría más, aunque todos tenemos en la cabeza las versiones actualizadas de Paulo Futre. Mou insinúa que los teatreros son compensados, mientras que los honestos salen escaldados. Y no es ninguna novedad: Ronaldo, el brasileño, se cansó de que le brearan por todas partes durante el año que jugó en el Barça. Pero por mucha zurra que le dieran, se marcó una temporada estratosférica. Cristiano y Messi demuestra el mismo talante, de momento. Juegan, montan su función, reciben estopa y callan. Ya hablan por ellos sus entrenadores.

 

Quizá de eso charlaron ayer en Nyon Guardiola y Mou. El primero lleva dos temporadas intentando hacerse oír a favor de Messi, mientras a Mou sólo le ha hecho falta la primera jornada para atizar a los árbitros. Ahora bien, algunos dirán que con estas maneras arbitrales nuestro fútbol se acerca más al inglés, en el que la permisividad con el juego fuerte, que no duro, es su principal credencial. Casualmente, en la Premier los técnicos no suelen quejarse de los árbitro; no les hace falta porque los mejores jugadores no acaban magullados después de cada partido.

 

Vamos, que Mou ha puesto en jaque a todos: los defensas se lo pensaran dos veces antes de hacer falta a Cristiano; los árbitros mirarán con lupa qué entrada merece tarjeta; los aficionados estarán pendientes de los tobillos del portugués; Mourinho rezará para que su crack no finja por miedo a que sus declaraciones le jueguen una mala pasada…y Cristiano seguirá a lo suyo, recibiendo y callando.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

3 respuestas a “Recibiendo y callando”

  1. Eli dice:

    Siempre la misma historia con las estrellas, les dan como a todos y que no se quejen Madrid y Barça

  2. Mopilom dice:

    A ver, a Messi le dan mucho más que al gitano de cristiano y nunca ha dicho nada…tampoco he oido a Guardiola quejarse mucho

  3. Jose Luis dice:

    Estimado Vanaclocha,

    Sigo desde hace un año su blog y participo con regularidad. Debo decirle que me sorprende harto que en lo que va de pretemporada y Liga no haya hecho ninguna mencion al Atleti (¿Recuerda que ha ganado una Supercopa al Inter?, ¿que ha empezado como lider de la Liga?). Creo yo que al menos se merece una referencia mas importante que si a Cristiano le dan mas o menos patadas o si Joaquin finta y esprinta de nuevo… ¿No esta de acuerdo conmigo en que eseto es un poco raro? ¿Que opina el resto de lectores?

    Un saludo,

Deja tu respuesta