Blogs

Un patio de colegio

0e9eaae24b4a48f5b16d6ca0b5dc657b_extras_albumes_0.jpg

El Bernabeu se convirtió un patio de niños…algunos de ellos mimados. Es entendible que todos ellos quieran deleitar a una afición ávida de gloria; también es sano que quieran emular al Barcelona que, aún pifiándola con el Hércules, tres días después es capaz de maniatar al Panathinaikos como si jugase con un joystick de videoconsola. En resumen, que el Madrid no quiere ser menos que los culés, a pesar de que la consigna de Mou sea que el equipo tiene su propio copyright. Y en esa comparativa, más  bien contraste, al Madrid le falta sorprendentemente pólvora. Quién lo iba a decir del equipo que menos adolece de gol y más falto está de atractivo.

Y fue Cristiano, paradojas de la vida, el que evidenció el primer problema de la nueva era con un descaro inusitado por meter un golito. Como ya ocurriese ante Osasuna, lo volvió a intentar de todos los colores y siempre encontró el lamento. Hasta pasó del juego de equipo para marcarlo él y sólo él. En consecuencia, el Madrid falló una veintena de ocasiones delante del portero del Ajax, que anoche salió más internacional que nunca. Ha quedado claro que hasta que Cristiano no la clave, Higuaín, Canales y…¿Benzema? no van a oler ni un pase.

El ‘Pipita’ ha sacado la recortada como a él le gusta: disparando a todo lo que se mueve. No es de extrañar que acabe la temporada con treinta goles, aunque sus verdaderos exámenes llegarán con el Barça y a partir de octavos de Champions. Entonces, veremos si Higuaín puede matricularse en estudios superiores.

Y luego está el flagrante caso de Benzema. Y digo flagrante porque Mourinho se ha encargado de airear un asunto que desde fuera sólo parecía el de un muchacho marginado que busca integrarse en la nueva clase. El míster le  advirtió hace unos días que se desperezara y anoche recalcó su abulia y pocas ganas de trabajar. Será mejor que Benzema se ponga las pilas porque un tercer toque podría ser fatal. Y a esta plantilla no se le pueden hacer retoques gratuitos y menos en la delantera, donde Mourinho clama por un goleador.

Pero siendo justos, sí hay que remarcar la buena disposición de la defensa y la rapidez de la medular. Abajo, el único que me sigue flaqueando es Marcelo, más prolífico de interior izquierda que en el lateral. Mientras el rival sea un mirlito como el Ajax (¡qué lástima de equipo, con lo que ha llegado a ser!) todo será orgiástico, pero el día en el que un buen extremo derecho se plante delante de Marcelo, el brasileño va a pasar las de Caín.

Por último, Xabi Alonso y Khedira comienzan a entenderse con ese muro de hormigón que colocan en primera línea defensiva, pero quien gusta de verdad es Özil. Bajito, resbaladizo y clarividente en el último pase , el alemán se lo va a pasar bomba este año. Claro está que mientras el resto le sigan el juego.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , ,

2 respuestas a “Un patio de colegio”

  1. Mikas dice:

    Totalmente de acuerdo, la falta de acierto además nos puede costar caro, porque partiendo de la evidencia que le podrían haber caido 6 al Ajax, ellos podrían haber marcado uno de rebote y nos complicaba la existencia como pudo pasar con el Osasuna, hay que ser más efectivos y arreglarlo ya. Equipos de la liga no van a ser tan benevolos.

  2. ronnie dice:

    Hay que reconocer que el Panathinaikos podría descender en la Liga española. Ni atacó ni defendió, ni presiono. Del Ajax, pues más o menos, una birria de equipo. La diferencia fue simplemente el acierto y eso llegará

Deja tu respuesta