Blogs

Cuando todo se disculpa

1285522218_0.jpg

El Levante hace teatro; el Bernabeu es un patatal; los rivales del Barça le regalan los partidos; Cristiano está perfecto…mil y unas excusas que evidencian más la triste imagen del Madrid. La inventiva de Mou está alcanzando cotas infinitas, cada cagada del equipo guarda una disculpa o así lo cree él. Porque lo único irrebatible es que el juego no se ha desmarcado del aburrimiento soberano y, lo que es peor, no tiene visos de mejorar. La paupérrima propuesta ante el Levante fue otra versión barata al estilo de las vistas contra Mallorca, Real Sociedad u Osasuna; ¡y eso que llevamos cinco partidos!

Tampoco es aceptable el pretexto de la adaptación. Vale, sí, hay muchos jugadores nuevos, pero sólo con Cristiano, Higuaín y si me apuráis, Özil, el Madrid tenía que haberle metido tres al Levante. Precisamente, el sábado lo vi con nitidez: ¿cuál es la manera de ganar de un equipo que se empecina en atacar por el centro sin asomarse por las bandas? Pues que suene la flauta, alto y claro. De ningún otro modo podría ganar este Madrid. Lo llevamos diciendo varias semanas: el dichoso golito depende de una genialidad, pero el genio aún no está inspirado.

Por lo menos, si se inventasen jugadas de billar del tipo Fútbol Club Barcelona, pero tampoco salen. La diferencia es que en el Barça Villa ya se anima a cuadrar triangulaciones imposibles (el 0-1 de Keita en San Mamés), mientras que en el Madrid centrocampistas y delanteros apenas se entienden con paredes telegrafiadas. Madrid y Barça, la noche y el día, pero seguro que Mou tiene excusa.

Quienes no la tienen son los aficionados de San Mamés. Su grandiosa y señorial folclore se borró de un plomazo cuando ‘agradecieron’ la exposición de Iniesta con una escandalosa pitada. Quizá los aficionados del bocho estuviesen picados con la maestría del futbolista, porque sería muy rebuscado que aún se acordasen del gol en la final del Mundial. No sé, no querría pensar que aquel milagro todavía les irritase. Abucheos inmerecidos al margen, el Barça cogió al Athletic y le hizo trizas con una perfecta adaptación a los neumáticos de lluvia. Los chicos de Pep le jugaron al Athletic de la única forma posible en el barro: mareando el balón y matando al contraataque.

Por cierto, ni Messi ni Ronaldo, desde Zidane no había visto un balón de oro tan claro. Hace años su clase se escondía entre tanta estrellita, ahora su perfección es lo que delata al Barça. Xavi merece más que nadie el balón de oro y cualquier distinción imaginable;  que se lo den por adelantado a su tiempo, al fútbol, al buen gusto… 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

Una respuesta a “Cuando todo se disculpa”

  1. Toni dice:

    Totalmente deacuerdo, balón de oro Xavi o sino, Casillas, q nadie lo nombra pero es igual de decisivo o más. Schneider??? cuánto hace q no oimos nada de él? Forlán? jugadorazo pero le faltan títulos importantes este año, tipo Raúl en su día.

Deja tu respuesta