Blogs

Justificando su trabajo

36158_130720823646755_122175104501327_168827_6243166_n.jpg

Al fin me pude enterar para qué sirve el director deportivo de una selección. Fernando Hierro compartió un día de España en la COPE y quiso resolver las poquitas dudas que planean en un combinado tan perfecto. Por ejemplo, fue directo y al grano para defender un puesto como el suyo: no es que sea un cargo decisivo, sino que es un simple intermediario entre Villar y candidatos al banquillo. Precisamente, el nombre que salió a la palestra cuando Luis Aragonés aireó su hartazgo con la directiva, fue el de Del Bosque. Y no me parece mal que Hierro dejase entrever que el fichaje estuviese medio apañado antes de la Eurocopa; Luis había repetido por activa y por pasiva que su ciclo había caducado.

Dice Hierro que la transición de míster a míster no levantó mucho revuelo. Hombre, un poco estruendoso sí fue, porque Luis se retiró en la gloria y dejó a la junta directiva con la sensación popular de que le habían hecho la faena. De esa ‘transición normal’ se encargó Del Bosque, quien con su temple habitual eludió cualquier insinuación de la prensa.

Quien ha estado poco templado ha sido el padre de Xavi Hernández. El agotamiento físico de su hijo ha sido la excusa perfecta para atacar a Hierro, Del Bosque y cualquiera que sugiera la ubicuidad del capitán del Barça. Xavi está relajándose desde hace días porque, simplemente, está cansado. Hasta ahí todo entendible. Pero si ya estaba extenuado desde que acabó el Mundial, podía habérselo revelado a Del Bosque antes de los periplos por Méjico y Buenos Aires. Claro, hay espectáculos a los que nadie quiere faltar, y estrenar la estrellita en el Monumental vale más que un cansancio de piernas. Sí, Xavi juega una barbaridad de partidos, pero su padre debería opinar en perspectiva e incluir en sus recaditos a Guardiola, que también lo usa para todo. Normal, yo le daría un balón hasta en las sesiones de recuperación.

¿Y qué pasó con Raúl? Quizá un amigo suyo como Hierro no fuera el más idóneo para airear sus desavenencias con Luis. Es obvio que no se llevaron bien y que el ex seleccionador ‘agilizó’ la salida del siete. Pero España le debe una a Raúl, una más por lo menos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

Una respuesta a “Justificando su trabajo”

  1. Antonio Martínez dice:

    Todavía tengo muchas dudas del cargo que ocupa Hierro porque que yo sepa tenemos seleccionador campeón del Mundo y no debería haber otros candidaos….
    Quiero ver a un Hierro dando la cara en los momentos difíciles y no sólo cuando las cosas van bien.

    Un abrazo, Vana!!

Deja tu respuesta