Blogs

¿Forlán al Madrid? No creo que quiera él

1288968176_0.jpg

¿Forlán al Madrid? Lo que les faltaba a Higuaín, Benzema y Agüero. MARCA anuncia hoy el posible fichaje del uruguayo, que llegaría … para jugar en el banquillo, intuyo yo. Tiene gracia la historia porque el Madrid sí ha confesado más de una vez que Forlán fue un objetivo preferente durante el verano en el que acabó viniendo Benzema. Pero el uruguayo se ha hecho mayor y, a pesar de su extraordinario físico, su pegada ha envejecido; quizá sea por el estrés que le provoca arreglar casi siempre los entuertos de sus compañeros. Encima, todavía no le ha cogido el gustillo ni a la temporada ni a su compi Agüero. Es por ello, que el equipo está dando bandazos considerables en este arranque.

Forlán acabó empachado de Mundial. Tanta loa acabó extenuándole hasta el punto que no pudo disfrutar de un verano relajado. Obviamente, debía atender a los ‘ofertones’ del mercado. Pero no insistió mucho con sus pretendientes, debió pensar que la Europa League era la premonición de una etapa trufada de copas. Quienes no pensarán lo mismo serán los directivos, que habrán visto la oportunidad de equilibrar un poquito la balanza de pagos a cambio de un tío del que no esperan mucho más. Claro, les queda el Kun, otro que necesita espabilar con inminencia. Porque, aunque parezca extraño, la fragilidad del equipo este año viene de la delantera, no de sus defensas, que también han hecho de las suyas.

Entonces, supongamos que Forlán termina en el Madrid. Allí el cupo tiene overbooking. Cristiano es el delantero centro fantasma: juega inclinado en la izquierda, pero se atiborra a goles como si fuera el último jugador. Higuaín ha aprendido a marcar en partidos con cierta enjundia, como el de San Siro, y pronosticará más de veinte. Y Benzema merece el indulto de Mourinho; ha jugado más avispado en un puñado de partidos que en toda la temporada anterior. En el Madrid confían en él, de momento.

O sea que dudo que Forlán quiera exprimir sus últimos resuellos desde un banquillo. No obstante, a lo mejor vuelve a engatillar unos cuantos balones más y coge la racha estratosférica que le obsequió con la Bota de Oro. Aún así, debería agotar su carrera en un club que le prometiera de inicio ciertas bulas. En el Madrid podría desesperarse. Y no lo digo por la edad, porque si existe un émulo de Van Nistelrooy, quien marcó de todos los colores cumplidos los treinta, es precisamente el uruguayo. Pero en aquel Madrid, Ruud fue fichado para golear por delante de Raúl y Robinho. Hoy nada es igual.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , ,

Deja tu respuesta