Blogs

De Gea, Forlán, Kun…¿pero quién se queda?

de-gea1.jpg 

Un inciso: ¿Y si a Messi le dan el Balón de Oro 2011? Pues también lo habrá merecido. Lo ganó en la última edición, cuando España clamaba por Xavi o Iniesta, y al ritmo que el argentino mete goles no habrá muchas dudas para que repita…faltan los títulos de turno, claro. Pero él es el rey de la regularidad (al fin y al cabo es lo que debería contar): lleva 48 goles en ¡50 partidos! y además, es el máximo goleador para la Bota de Oro. Hay que remontarse a instantáneas en blanco y negro para rescatar a otro jugador que logró una bestialidad semejante: Telmo Zarra con el Athletic hace justamente sesenta años. Y para no atiborrarnos de más alabanzas, es una pena que no haya Mundial este verano; es la némesis que le queda por superar. Andrés Gimeno, excampeón de Roland Garros, me dijo una vez que todo lo que no fuera ganar para Roger Federer olía a fracaso. A Messi habría que aplicarle el mismo rasero, porque como se le ocurra bajar el pistón algún día, florecerán las sospechas. Y eso es muy injusto.

También es injusto que el Atlético haya moldeado a David De Gea para que el Manchester United se lo lleve blandiendo un talón por veinte millones en las narices de Gil Marín. Pero es lógico que el portero quiera firmar el contrato de su vida, aunque a tenor de las palomitas del cuarentón Van der Sar, Ferguson tiene la portería asegurada un par de años más. De todos modos, la hinchada rojiblanca no debería cabrearse: De Gea no ha disimulado en público su corazón atlético (“que estén tranquilos, llevo el club muy dentro” 23/11/10) pero ya se sabe que la idiosincrasia del club entiende de masoquismo hasta cierto punto. Fernando Torres también quería levantar copas y…perdón, creo que no he atinado bien con el ejemplo. El caso es que el Atlético ya ha activado el rastreador de sustitutos y suena con fuerza el parapenaltis Diego Alves, quien tiene un acuerdo personal con el Valencia porque el Almería lo quiere vender al mejor postor este verano. Pero me cuentan en el club que Joel, suplente de De Gea, es buenísimo hasta el punto que en la cantera mostraba más desparpajo. Sólo le falta una oportunidad para empezar carrera en Primera.

Para mayor escarnio, Forlán se ha hartado de su penitencia en el banquillo y el mercado huele más carnaza en el Manzanares. Diego Costa está sepultando por méritos propios la posible reválida del uruguayo, que en un año ha pasado de ser glorificado a defenestrado: ganó el ‘doblete’, se salió en Sudáfrica pero volvió medio fundido medio lesionado. Obviamente, le ha pasado factura. También Agüero levantará rumores, aunque este serial es prime time en el Calderón cada verano, ¡a ver que ‘megaoferta’ le seduce esta vez! Gil Marín está en Nueva York buscando nuevos patrocinadores (el próximo estadio exige exprimir nuevas vías de marketing) y si su poder de convicción cala en La Gran Manzana, quizá al Kun le monten un equipo más o menos solvente. Y también a Reyes.

Los tres o cuatro amagos al realista Martínez son el mejor y único anestésico a tanta lamentación. Si Ronaldo se quedó flipado no con Zidane o Figo sino con Guti, seguro que ningún compañero de Reyes apostaría por otro que no fuera él. La historia es la de siempre: hacen falta ver un buen puñado de partidos para asistir a un regate tan magistral. Guti dejó un tacón inolvidable en Coruña y salió del Madrid; Reyes se ha creído Garrincha y quizá ahora, en su fugaz esplendor, sea el momento de sacarlo a otro equipo. Recemos para que Gil Marín vuelva del otro lado del charco con buenas noticias.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

Deja tu respuesta