Blogs

Nunca antes el Madrid había perdido tan deliciosamente una liga

1302992951_extras_albumes_01.jpg

Winston Churchill describió el día D como “la operación más difícil y complicada que jamás tuvo lugar”. Y así, al pie de la letra, preparó el Madrid el clásico. Su actitud sorprendió por simplona y expeditiva, pero no cobarde. Cuenta Valdano que el 5-0 todavía no había cicatrizado y que semejante correctivo le valió a Mourinho para no tener que sonrojarse una vez más. Ésa quizá sea la respuesta al talante de un equipo que urdió un plan meticuloso, aunque bastante arriesgado: porque un gol tempranero del Barça habría hecho pedazos el método del portugués; porque una pequeña grieta en la trinchera blanca o un momento sublime de Messi habrían finiquitado el partido. Pero no, el Barça se enfurruñó en sobar la pelota sin dar el estoque definitivo y el Madrid, motivado por las circunstancias que esta vez propició el árbitro, gritó ‘Gerónimo’ y no le salió del todo mal.

Anoche comenté en la redacción de COPE que las conclusiones del partido serían difíciles de interpretar: ¿de quién fue la victoria moral? Intuyo que para el Madrid porque, tal como dijo Miguel Rico, “el Madrid se fue feliz con el empate y el Barça jodido por no ganar”. Es un buen indicio para el Barça dentro la vorágine que nos falta. Nunca antes el Madrid había perdido tan deliciosamente una liga y esa sensación, lejos de consolar al madridismo, debería ponerle en guardia…hoy, más que nunca, la final de Copa guarda una importancia capital para ellos, obviamente no tanto para los azulgranas con la Liga en el bolsillo. No obstante, el Barça dio la impresión de no meter el reprís suficiente porque se ahogaba en una posesión en balde: ¿mérito de la defensa espartana de Mou? Por supuesto, a eso salió y así le funcionó…¿hay que aplaudirle? Unos dirán que no perdió y otros que no hace muchos años Zidane, Figo y Raúl nunca habrían tolerado en el Bernabeu un comportamiento tan ‘amarrategui’. Chirría que incluso Arbeloa explicara a los medios que para qué quieren la pelota delante del eterno rival. Deduzco que Mourinho y todo el vestuario se saben inferiores y actúan en consecuencia: a un partido como el de Mestalla todo puede suceder, pero a ida y vuelta el Madrid tendrá que poner algo más de iniciativa.

¿Y Pepe? Pues dentro de su paradójica ubicación, fue el mejor junto a Casillas: el mejor desesperando a Xavi e Iniesta; el mejor dirigiendo el plan defensivo, el mejor regañando a sus compañeros y, por supuesto, el mejor dando estopa a diestro y siniestro…¡y encima sin tarjetas! Bien por él y mal por Muñiz Fernández.  Hubo un capitán de la Real Sociedad llamado Loren que empezó de delantero en el Athletic y acabó de central en San Sebastián; no os extrañe que, a la inversa, Pepe pruebe de mediapunta si Mourinho lo considera oportuno. También estaba planeado sacar a Özil si el Madrid no daba para más; su talento volatilizó las intenciones reservonas del Barça con el 0-1 pese a jugar casi sin gasolina, a tenor del grito que le pegó Mou por no ayudar en un contraataque. El alemán ha sembrado otra gran incógnita: ¿usarle cuando el Barça resople o proponerle para un supuesto suicidio en un intento de tutear al mejor equipo del mundo? La Copa será testigo de las intenciones de Mou. Las de Guardiola son evidentes: fútbol control y punto.

El único achaque al Barça es su escasa velocidad de jugadas y movimientos. Ayer Villa tardó casi una hora en recibir un pase en carrera y Messi no encontró socios en la frontal del área para inventar virguerías entre líneas; más que nada, son detalles menores de un equipo que ni se debe inmutar por los propósitos ultradefensivos del Madrid. También eché de menos las cabalgadas de Dani Alves que podían haber desquiciado a Marcelo, claro que con tres barreras por delante el efecto sorpresa del lateral iba a ser nulo. Y, por cierto, detalle feo el que tuvo Messi con la grada, debió ver amarilla y punto. La gracia del lance retrató a Pepe diciéndole al argentino ‘tú estás loco’, quedará de imagen para la posteridad.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , ,

9 respuestas a “Nunca antes el Madrid había perdido tan deliciosamente una liga”

  1. Ruben garcia dice:

    Totalmente de acuerdo punto por punto, pero aun asi yo creo que el madrid no se puede permitir tener en casa solo un 20 por ciento de posesion asi es muy dificil ganar, y ademas yo creo que para el barça ha sido el peor partido de los que va a jugar, es decir el barça jugo por debajo de su nivel y el madrid….. Bueno del madrid todavia no se cual es su nivel. Un abrazo

  2. jordi dice:

    tu no sabes ni lo que hablas

  3. Ricardo dice:

    Francamente, leo estas líneas y no comprendo “perder deliciosamente”. Me parece que es una descripción de conformismo simplón, un engaño a sí mismo. Aemás, es una actitud que no se debe permitir. Nadie pierde nada deliciosamente porque sino no lo estaría peridendo.

    El ganador de ayer, recordamos que era un partido de liga, fue el FCB que mantuvo la distancia en puntos de su perseguidor. Eso sí suena a delicia, se mantiene la distancia y ya queda una jornada menos. No nos confundamos, unos cenaron dulce y otros agrio.

    El miércoles ya será otra historia.

  4. cesar dice:

    Desde luego que es un análisis ligeramente parcial; se presupone(o al menos así se pregona cuando interesa) que el Madrid son valores, que es algo más que un entrenador y unos jugadores, que es un sentimiento, que si esto y/o lo otro, pero sobre todo la “sempiterna” frase de que 90 minutos en el Bernabeu son molto longo…que decía no se quien. Bien, pues ayer 90 minutos se hicieron soporíferos a la vista del espectador, porque al fútbol sólo quería jugar uno de los equipos. Vergonzoso por el continuo acicate del señalado como mejor del Madrid ayer, Pepe, al que le avisa el engominado Muñiz Fdez mediada la primera parte de que ni una falta más y acaba el partido dando estopa a diestro y siniestro, acaba tarjetas. Más vergonzoso si cabe, escuchar los comentarios televisivos de la sexta, exculpando del penalti no pitado a Villa en la primera parte a Casillas y diciendo que el delantero se tira…pero ¿contra qué se topa después de tocar el balón?¿Con el aire? Y por acabar con la sarta de indecencias en la tele y que se tiene que tragar uno al día siguiente en el café, ¿como,poniendo en duda si es penalti o no el de Alves a Marcelo,se puede pedir la tarjeta amarilla para Alves?¿Que prefiere este Sr. un error o dos? Lo siento pero estoy hasta el moño de los juicios partidistas que rodean este deporte en general y que acabamos tragandonos todos los aficionados, seamos o no del Madrid o del Barsa; que si el futbol español es el mejor del mundo ( o la liga mejor dicho) pero tan sólo hay 5 equipos saneados entre 1ª y 2ª y deben un pastón a hacienda; que si huelgas por los partidos en abierto…en fin que esto cada vez se parece más a la prensa del corazón. Hablar por hablar, tirar para donde te combiene, Villarato cuando me interesa y cuando no, llenarnos la boca de baba con la pelotita de marras y que si el Barcelona es el mejor…Viva la pelota vasca que aquí no hay estas discusiones!!!!!!!!!!!!!!!

  5. Alex dice:

    Como querais los madridistas pero yo he vivido epocas en el que un 5-0 en liga el madrid por lo menos lo intentaba devolver y no conformarse como un equipo de segunda b que intenta no salir goleado en una eliminatoria de copa y encima felicitarse ya que no ha perdido, jugarse todo a una carta ( la champion) puede salir mal. El Real Madrid club que como aficionado al futbol y como cule de toda la vida respeto por su historia, jugara la Copa del Rey hasta que vea que no pueda ganarla pensando en las semifinales de Champion.

  6. pablo dice:

    Realmente triste que pensemos que el Madrid ha ganado, realmente triste… Se gastan millones y millones para luego tener que lsonreir por que el barsa no nos meta 5… realmente triste.
    Lo peor es que la sensacion que dejeron a los madridistas verdaderos es que el Madrid, lleno de estrellas, debe consolarse con no perder (cosa sinceramente sucedió gracias al arbitro, que pudo haber expulsado a mi amado casillas en un penalty real y que Pepe pudo hacer lo que quiso con el beneplacito del arbitro)…
    Espero que la imagen del madrid mejore en la Copa, el unico titulo verdaderamente al alcance de la mano…
    Para mi sería muy triste despues de fichar tanto y haber traido a un entrenador tan caro y que levanta odios hasta en el Madrid para simplemente ganar una Copa y estar contentos por no perder en liga en el bernabeu…

  7. AGUS dice:

    ¿D e quien teneis miedo?¿Por que no hablais del pelotazo de Messi al publico en ningun medio de comunicacion deportivo?

  8. nimboestrato dice:

    Sinceramente, flipo con la lectura del partido de algunos. ¿Que el Madrid salió a contener y a impedir que el Barça estuviera cómodo? Claro que sí. ¿Que el Barça tuvo a su merced al Madrid? No. Se ha instaurado una forma de ver el fútbol que me parece bastante equivocada. El Barça tuvo el 75% de la posesión, sí, pero mientras fueron 11 contra 11 ¿quién dispuso de más ocasiones para marcar? El Madrid, con bastante claridad. Incluso con 10 en la segunda mitad.

    El Barça apenas tuvo 2 llegadas al área en los primeros 45 minutos y algunos califican de “soberbia primera mitad”!!! Un equipo que sacó 0 córners, que remató poquísimo, que apenas inquieto a Casillas (posiblemente el equipo que menos ha rematado en el Bernabéu en lo que va de Liga) incluso jugando casi 40 minutos contra 10 hombres!

    Parece que hoy en día ya no se distingue entre tener la posesión del balón y hacer algo con dicha posesión. El Barça tuvo el 80% del balón en el primer tiempo pero ¿dónde? Entre su defensa y su mediocampo, exactamente donde Mourinho quería que la tuviera. Al ser un equipo que apenas usa las bandas el Madrid creó un embudo por el centro y el Barça fue incapaz de superarlo, salvo en contadas excepciones y despistes del Madrid: el de Albiol, estúpido error en un balón fácil de sacar; el pase de Iniesta para Messi que no llega a rematar bien; y la preciosa diagonal de Messi que acaba parando Iker. Punto y final de las llegadas al área del Barça mientras fueron 11 contra 11. Y preguntó ¿eso es soberbio? Me parece más soberbia que soberbio, pero bueno…

    Por otro lado, a mí no me gusta, nunca me ha gustado y nunca me gustará el planteamiento de Mourinho, y menos aún jugando en casa. Pero la gente parece olvidar que a este gran Barça de los últimos años muy pocos equipos (por no decir ninguno) le han conseguido hacer daño intentando dominarle. Es muy difícil quitarle el balón por su gran disposición en el campo, por los automatismos que tienen y por su increíble forma física que permite, a jugadores teóricamente débiles, parecer rocas. Ayer fue la primera vez en mucho tiempo donde vi al Barça débil en la presión y agotado en la última media hora.

    Entonces, ¿es tan raro que Mou planteara el embudo por el centro reforzando la presión en la medular para conseguir ahogar al máximo el juego del Barça? En absoluto. Es lo que, en mayor o menor medida, todos intentan. ¿Le salió bien? Yo diría que bastante bien, sí. En la primera parte el Madrid apenas sufrió atrás y tuvo varias llegadas de peligro, incluyendo un balón sacado bajo palos y tres llegadas bastante limpias de Di María y Ronaldo. A ello se juntaba el absoluto dominio de las jugadas a balón parado, perfectamente estudiadas para hacer sufrir a la defensa zonal culé, moviéndola de poste a poste.

    Hasta la cagada de Albiol, descomunal, el partido estaba donde Mou quería, sin duda alguna. Y eso, contra el Barça, es digno de alabar y muy difícil de conseguir. Me parece que muchos de los que llevan tiempo alabando al Barça y su juego, lo hacen de boquilla, porque cuando ocurre lo de ayer dejan a un lado todos los argumentos que esgrimían hasta entonces para decir que Mourinho fue cobarde. Si el Madrid no se hubiera pertrechado bien por el centro tapando la salida de Xavi e Iniesta, a la media hora hubiera ido perdiendo 0-3 como tantos otros equipos que descuidan la espalda de sus centrales y le dejan espacio a Messi, Pedro y Villa.

  9. Jose M. Maese dice:

    Lo escribí el domingo en el txt al leer tu artículo y luego se me olvidó subirlo. Pero lo subiré para darte mi opinión aunque ahora mismo están jugando la final de copa.

    Yo Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo. Hablar de liga era demagogia, porque ya no se podía ganar ni perder el sábado. Ya estaba perdida desde el día del Sporting.
    Lo que quedaba ya era lo anímico y lo futbolístico, de cara a las otras ds competiciones.
    En lo primero el Madrid podía tener muchísimo que perder de haber salido goleado. Así que este primer “matchBall psicológico” se ha salvado con nota. Y ha probado que la madurez de este proyecto sigue su curso. Soy de los que en su día achacó la manita a que el Madrid estaba aun muy verde. Y al primer contratiempo en el camp nou se desmoronaron mentalmente y acabaron goleados. Fue futbolístico pero también mental. Ahora se les ha visto mucho más fuertes. Sobreponiéndose al gol y a la expulsión.

    En lo segundo, en lo futbolístico. el Madrid ha dado un paso enorme. Y eso que estoy seguro de que nos guardamos alguna carta para copa (por ejemplo Ozil).

    Y hemos dado un paso porque hemos aprendido algo. El día de la manita salimos a discutirle al Barça la posesión antes que el marcador. Y aun así solo conseguimos que el Barça tuviese un 63% de balón en lugar del 73 del sábado. Y encima nos clavó 5.
    Para mí esta es la clave más importante. Al Barça NUNCA, NUNCA hay que discutirle la posesión, hay que discutirle el marcador.
    Justamente esto fue lo que hicimos el sábado. Donde el Barça tuvo su 73% de balón de siempre, pero nosotros chutamos y llegamos más (19 a 18, por el 22-8 que nos endosó el Barça en tiros en el camp Nou), acabando el partido con opciones de victoria incluso con uno menos.

    ¿Conclusión? Caer en la trampa de adelantar las líneas para intentar robarle el balón al Barça es un suicidio. Allí tiramos la línea a 25 metros de casillas para presionar al Barça. Y solo conseguimos bajar de 73% a 63%, y el precio que pagamos fue encajar jugadas de gol cada 5 minutos con tanto espacio a nuestra espalda.

    El Barça es un equipo diseñado para tenerla un 70% por esquema y jugadores. Su táctica es que tú no juegues porque ellos la tienen todo el tiempo. Y cuando te la dan, te presionan para que se la devuelvas en 3 toques. Por eso la mayoría d elos equipos ni le atacan, y al final siempre vemos un monólogo.

    ¿Que pasa con el Madrid? Que no es un extraterrestre. Y tampoco puede robarle el balón. Probablemente lo que ha demostrado este Barça, es que si un equipo tiene gente con la calidad de iniesta, xavi o Messi, y te insiste en tocar y tocar, es imposible que nadie la robe. Ellos girarán, pasarán atrás, al central, al otro lado, a Valdés si es necesario, y vuelta a empezar. Y si te desesperas solo perderás el sitio persiguiendo sombras y te matarán con los espacios que dejas.

    Pero ojo, aun así, hay una grandísima diferencia entre el Madrid y la mayoría de equipos que juegan contra el Barça. Y es que cuando el Barça por fin se la da, el Madrid SÍ que tiene calidad para superar esa presión, y cuando eso pasa es casi una ocasión clara delante de Valdés.
    Ésto se demostró ya el año pasado con Pellegrini, y ahora este sábado.

    Por tanto, claro que es una victoria moral del madridismo que veía dos proyectos a años luz hace muy poco. Porque siendo verdad que se ha perdido una batalla (la liga), más verdad es que aun quedan otras dos (copa y champions), y se ha demostrado que se puede soñar con ganarlas.
    En cuanto a la estética, creo que el discurso del barcelonismo no tiene sentido. El Madrid no juega rácano, juega de frente. No especula ni sin balón ni con balón. El Barça a veces especula con balón. No siempre la tiene para atacarte, a veces la tiene para que tú no la tengas. Ellos juegan a tenerla un 70% y eso no es culpa del Madrid. Si el barça quiere otro partido que la suelte.
    Lo que no se le puede exigir al madrid es que salga como el día de la manita, a caer en la trampa del Barça, desquiciándose y queriendo robar todos los balones, para que ellos nos maten a placer con los espacios que dejamos en el intento.
    La táctica de Mou es la adecuada. Mantener la calma, las dos líneas ordenadas sin espacio con casillas haga loq ue haga el Barça. Dejarle el 70% de posesión que se empeña en tener pero sin permitirle ocasiones, y aprovechar el 30% restante para hacer incluso más daño que ellos en menos tiempo. El sábado demostramos que estamos en el camino de hacerlo.

Deja tu respuesta