Blogs

Héroe y villano

1304005991_0.jpg

¡Estudiad Derecho!, Madrid y Barça han abierto bolsa de trabajo. Es la conclusión chistosa que se deduce del galimatías jurídico en el que se han embolicado ambos clubes. Porque la expulsión de Pepe ha desatado un asunto casi de Estado en el que, por supuesto, Mourinho es héroe y villano. El fuego cruzado entre los entrenadores tan sólo encendió el seísmo que se espera en las próximas horas y  tanta crispación sólo contempla una solución: que se acabe de una vez el dichoso rally de los clásicos. Los telediarios no se cansan de emitir la rueda de prensa del portugués; los periódicos encontraron en el ‘ ¿por qué?’ la coartada perfecta para no hablar del partido, que dicho sea de paso, fue el peor de los tres jugados….¿y las aficiones? Pues los azulgranas relamiéndose con aquella final de Roma contra el United y los otros sopesando si Wolfgang Stark es un instrumento más de la supuesta conspiración UEFA que denuncia Mou o si éste debió plantear algo más que no perder en su Bernabeu.

El dilema de la roja de Pepe cambió el partido (eso es indiscutible); si fue acertada o no depende de la interpretación arbitral: Stark dudó y sólo le echó por la determinación de su asistente. Pero mal haría el Madrid en simplificar la derrota en ese lance; el trasfondo subyacente describe a un equipo simplón que se fió de la Copa para jugar con las mismas cartas la Champions. Y eso que la actitud no fue ni mucho menos la de Mestalla; más bien se asemejó a la del clásico liguero. No es opinión, es la evidencia que delató Cristiano Ronaldo cuando a los diez minutos se hartó de la táctica férrea de su entrenador y reclamó presión en campo contrario. Sus aspavientos no fueron la única prueba… “No me gusta jugar con ese estilo pero tengo que adaptarme”, la resignación del crack era demasiado descarada. El problema es que la dimensión arbitral eclipsó todo lo demás y Mourinho se salió con la suya: fue raudo para soltar su perorata ante las cámaras y se convirtió (como él planeó) en el pim,pam, pum de la opinión pública, no por su calamitoso planteamiento, sino por la ristra de ‘verdades en el mundo hipócrita’ que hoy ha denunciado el Barça.

Tampoco el Barcelona mereció un premio tan goloso: Messi suspiró cuando Pepe enfiló la bocana de vestuarios y, entonces, sacó su geniecillo para matar la eliminatoria. El resto, menos Xavi, cayeron en la bronca continua y alguno, como Pedro, inventó. La hipótesis más lógica si el Madrid hubiese mantenido a los once es una obcecación desesperante por el 0-0, tal como reconoció Mou. El mister ha conseguido cambiar las prioridades del club que pregona la excelencia cada vez que se encienden los micrófonos…y eso es peligroso para las intenciones ‘cortoplacistas’ de Florentino. Obviamente, esto sobraría si el Madrid hubiese sorprendido con una segunda victoria consecutiva, pero ése es el riesgo que ha propuesto el portugués: ganar de cualquier manera justifica todo, perder descubre las penurias, y ayer hubo muchas. Como, por ejemplo, desaprovechar el talento de Özil alineándole solo y perdido en la delantera. Un dato: el alemán no ha jugado más de cuarenta y cinco minutos en cada clásico, y supuestamente venía como un proyectil. Su ostracismo dio el relevo a Adebayor, no sé con qué propósito. El togolés es un buen delantero que necesita de compañeros que le conciban como un pivote de balonmano. Es una pena que Benzema e Higuaín, que volatilizaron al Valencia la pasada jornada, no encajen en la fundición de Mourinho. Quizá ahora que el Madrid viaja al Camp Nou descompuesto y sin presión, haya margen para los ‘jugones’, incluido Kaká.

El desenlace, como decía al principio, trasciende del tapete. El Barça quiere empurar a Mourinho por injurias y calumnias contra su historia; el Madrid también ha movilizado a sus abogados para reprender la actitud de algunos barcelonistas (dedúzcase Pedro por fingimiento, Pinto por bruto y Alves por liarla todo el partido) y la UEFA ha declarado al portugués enemigo perpetuo. No recuerdo un combate tan cruento y serio (las demandas lo corroboran) ni siquiera en los tiempos de Núñez y Mendoza, en los que las provocaciones no pasaban de pura guasa. Esto va en serio. Y, por cierto, en medio de la deflagración el héroe y villano espetó que están eliminados y sólo irán a Barcelona por respeto…Bernd Schuster exclamó que era imposible ganarle al Barça después de perder 3-4 con el Sevilla (07/12/08)  y Ramón Calderón le sentenció. No ocurrirá lo mismo en este caso: el actual mister, para bien o para mal, es necesario para este Madrid. Pero, ¿hasta cuándo?

P.D: el diario AS ha publicado una encuesta digital con la pregunta ‘¿Sientes que empieza a decrecer el fervor por José Mourinho?’…con casi 150.000 votos, el 61% de los internautas cree que sí, ¿algo está cambiando?

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , , ,

2 respuestas a “Héroe y villano”

  1. GARI dice:

    Otro acertado análisis, Vanaclocha. Te estás superando día a día. ¿No te das cuenta de que con estas opiniones tan sesudas y equilibradas nunca te van a llevar a debates como los de “Punto Pelota”?. Por favor, ¿no crees que otro tipo de periodismo deportivo es posible más allá del sensacionalismo? ¿Es todo legítimo por atraer más audiencia?¿La gente que ama el deporte se queda marginada a blogs como éste?

  2. Yorchus dice:

    Pues sí, algo está cambiando, también en el Marca han comenzado a sugerir que Mou se equivoca.

Deja tu respuesta