Blogs

…se acerca, si no lo es ya, al mejor equipo jamás visto

1305286592_0.jpg

El pasacalles del Barça sobreexcitó a su afición más de lo jamás habríamos pensado: la excusa era la Liga, una más, pero en el horizonte de la marabunta humana se alzaba la efigie de Mourinho, el enemigo que ha dado sentido a esta temporada. La herida mortal de la pasada Champions todavía escocía en carne viva cuando allá por junio saltó su fichaje por el Madrid. Guardiola y, por ende, el barcelonismo se preparaban para blandir espadas; el pulso con el Madrid de Pellegrini había quedado en anécdota, hincar la rodilla de Mou merecería una leyenda. Y,  por eso, en los fastos del Camp Nou Pinto respondió al cliché de moda…el ‘por qué’ fue recordado con sorna, no era para menos: porque el portero entonó aquello del juego del escondite del ‘por mí y por todos mis compañeros’; daba la impresión que la victoria final era un consuelo para Preciado, Clos Gómez y sus trece errores arbitrales, las bulas de la UEFA con De Bleeckere y Stark y cualquiera que no hubiese escapado al torbellino de Mourinho. Incluso, Guardiola había insistido en el mérito de haber sobrevivido al año de la guerra psicológica: la suya y la de su colega, la de la prensa barcelonista y la ‘central lechera’…

Pero el personaje de Mourinho era necesario en esta función. El cineasta Jason Reitman explicó una vez que para que su película Up in the air  saliese adelante hacía falta que su protagonista, George Clooney, fuese ‘alguien que trabaja dando malas noticias pero dotado de altísimas dosis de carisma’. Impepinablemente, el entrenador del Madrid salió primero en ese casting, siempre versión Fútbol Club Barcelona. La polarización del campeonato deja un teatrillo al estilo de José María García, con buenos y malos; es obvio quién es el villano en Can Barça, falta averiguar el del Madrid: ¿Guardiola y su exasperante diplomacia?…¿Alves, Pedro y la divina comedia?…¿Busquets y el lector de labios que concluya si dijo ‘mono’ o ‘morro’ a Marcelo? La respuesta es complicada, pero  lo  mejor es que la película nos ofrecerá una segunda entrega dentro de pocos meses, con el pistoletazo que dará la Supercopa (otros dos clásicos más para el carboneo). No obstante y, a expensas de la final de Wembley, la Liga abre un debate más existencialista que la mera bronca y los comportamientos infantiles de las últimas semanas. El Barça de Guardiola avasalla en España y cada año su fútbol es más refinado…se acerca, si no lo es ya, al mejor equipo jamás visto.

Charly Rexach comentó en la previa de la final de Copa que nosotros, los periodistas, debíamos fijarnos en la artesanía de cada gol del Barça. Dio a entender que Messi, Xavi e Iniesta se autoimponían el reto de marcar goles con el mayor número de pases posibles, como si sus talentos aborreciesen los goles del montón. Y sí es cierto que el equipo se ha marcado un buen puñado de partidos prodigiosos con maestrías dignas del Circo del Sol. Prestidigitadores aparte, el Barça también ha demostrado que las derrotas han caído cuando ha bajado el ritmo; si se hubiera esmerado, quizá sólo habría cosechado la derrota contra el Hércules (0-2) en la segunda jornada. Ahora falta la final de Champions: es decir, el enésimo título de Guardiola y la evidencia de que su equipo, por virtuosismo y números, ya es el mejor de la historia por encima de la primera versión de Cruyff. Entonces, el golazo de Koeman inmortalizó el principio de una era…de Messi no sabemos qué momento elegir, porque cada cual mejora y moderniza la historia del club. Y todo huele a que una supuesta cuarta Copa de Europa también quedaría en anécdota porque la proyección de este Barça es estratosférica. Ya no se trata de seguir arramblando títulos, sino de perpetuar el estilo de La Masía. Por el momento, queda claro cuál es el mejor equipo del siglo XXI. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

Una respuesta a “…se acerca, si no lo es ya, al mejor equipo jamás visto”

  1. GARI dice:

    Aunque entiendo el fondo del artículo, no comparto con los jugadores del Barça esa insistencia en decir que “ha triunfado el fútbol”. Por supuesto que el fútbol de toque y calidad del Barça me enamora. Con los regates de Messi, los pases medidos de Xavi y las croquetas de Iniesta he rozado el orgasmo futbolístico. Pero no se puede creer que lo que hacen otros equipos menos dotados técnicamente no es fútbol. ¿O acaso sólo es literatura la prosa de Cervantes y la poesía de Lorca?. Cada cual debe aprovechar los talentos que tiene, y eso se le llama inteligencia. Más bien el triunfo del Barça es el triunfo de la inteligencia, porque ha sabido explotar su talento mejor que el resto de los equipos.
    También me parecería inteligente que el Partido de las 12 te dieran bola en la tertulia de opinión y no aparecieras sólo para leer los resultados de la jornada. Tus análisis me parecen sesudos.
    Saludos,

    Gari

Deja tu respuesta