Blogs

¿Quién es el apuntador?

1307031001152_aguero2_570x379.jpg

Twitter de mi compañera Arancha Rodríguez (@AranchaMOBILE) anoche, durante la entrevista del Kun Agüero en Radio La Red…”Conclusiones después de escuchar al Kun: 1) está fatal asesorado 2) tiene todo cerrado desde hace tiempo y 3) el paripé sobraba”. Una vez más, el todavía delantero del Atlético no tuvo tapujos para pregonar que se larga y punto; queda claro cristalino. Deduzco que el pataleo por fascículos no es baladí, pues la afición colchonera entendió desde el final de Liga que no es el estandarte que intuían. Pero, como en cualquier salida de un crack, se presupone cierto decoro en las maneras, y las del Kun están siendo espantosas.

El primer episodio data del 23 de mayo. Agüero anuncia en su web sus propósito…”He dicho tiempo atrás que cuando quisiera irme, lo diría públicamente. Y ese momento ha llegado. Por eso cumplo con mi palabra y aquí estoy. Me resulta difícil dejar el Atleti. Me duele y me entristece. Pero no me resulta difícil explicar por qué lo hago”. Aquella declaración de intenciones fue entendible. Su potencial no se justifica en un club ‘guadiánico’ que sobrevive en el alambre y con un eterno totum revolutum en los despachos. Por eso, Agüero confiaba en que los pretendientes cogieran turno para negociar en el Calderón y dejó que el mundillo del fútbol transcurriese como debería en estos casos tan puntuales. Justo el día después, debió explicar el comunicado de viva voz en Barajas, antes de partir a la Copa América. Obviamente, corroboró las palabras de su web y añadió que Gil Marín y Cerezo conocían sus deseos. Así, se cubriría de cualquier reproche que apuntase a una salida alevosa.

02 de junio. El Kun reitera en TYC Sports que no va de farol…”Me quiero ir del Atlético y me gustaría, obviamente, jugar en la Liga Española”. Tampoco desdeñó la Premier. Tal entrevista abrió la timba: Madrid, ¿Barça?, Manchester City y Juventus tomaron sus puestos a la espera de que Gil Marín (que no Cerezo) aceptara la oferta que más se acercara a la cláusula de 45 millones.  La Juventus iba más en serio: Antoñito Ruiz contó que emisarios italianos habían negociado tanto con la gente de Agüero como con el Atlético. Del City no se supo nada concreto, aunque sí queda el miedo de que al jeque le dé un arrebato y ponga el cheque en blanco sin toma y daca previo. Y por último, el Madrid no salía a la palestra, mientras que el Barça se esforzaba en Rossi y Alexis.

07 de julio. Leonel Agüero declara a radio La Red que su hijo va a jugar en el Atlético porque le quedan dos años de contrato…”¿Dónde va a jugar si no?”. Tiró de la prudencia que le faltó a su hijo y espetó que si ningún club paga la cláusula, cumplirá su contrato. Fue, entonces, cuando las casas de apuestas ofrecían al propio Atlético como última solución al galimatías que había liado la estrella. La idea de que el Madrid se insinuara descaradamente a Neymar y la falta de credenciales de la Juve, sin Champions, contemplaban que este verano no fuese el del Kun, como el de 2009 tampoco lo fue para David Villa, quien ansioso por venir al Madrid (o al Barça) se quedó en Valencia por la racanería de los dos grandes.

El último episodio, que no el último, se celebró anoche. La Red puede presumir de ser el medio en el que la familia Agüero está interpretando las líneas maestras del culebrón… “yo no jugaría en Racing de Avellaneda, pero el Madrid… Pongan los boletos a los clubes que quieran, menos al Atlético. Quiero salir y lo dejé claro, soy de Independiente, no del Atlético. Trataré de buscar lo mejor. No me veo ahí. No puedo mentir”. Podría haber ignorado por esta vez su deseo (Fernando Torres sólo tuvo que explicar su salida en la presentación como nuevo jugador del Liverpool en el verano de 2007), pero ya ha metido el nombre del Madrid en el redil. O sea que estas declaraciones no las ha hecho sin ton ni son; debe existir un apuntador que indica cuándo el Kun debe hablar o callar. De lo contrario, comparto con Arancha Rodríguez que no hacía falta tanto alarde de ingratitud; más que nada, porque es obvio que no puede seguir en el Atlético, y si acabase en el otro lado, no me quiero ni imaginar su recibimiento en el próximo derbi del Calderón. Reíros del que sufrió Figo en el Camp Nou en el 2000.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

Una respuesta a “¿Quién es el apuntador?”

  1. Vanessa dice:

    Quién me diera que al final no tuviera equipo, qué desagradecido, qué feo más grande a una afición y ,que este sí, que sólo mira el euro.

Deja tu respuesta