Blogs

Versiones de Messi

142211_600.jpg

A los quince minutos de partido Paco González describió en Tiempo de Juego el atípico esqueleto táctico de Guardiola: Mascherano, Puyol y Abidal de centrales; Busquets por delante para cubrir la retaguardia de otra trilogía, la formada por Xavi, Cesc y Thiago; Villa y Messi arriba…y Dani Alves casi de extremo derecho, a la altura del asturiano. Un planteamiento que podría traducirse en un extraño 3-1-4-2 en el que el brasileño tenía el cometido de estirar el ataque por su banda. Funcionó y el Osasuna se llevó una tunda que responde al cabreo del Barça. “Hemos pagado la dichosa minicrisis”, soltó con resignación Mendilibar; ¿acaso los azulgranas habían concedido dudas para el regodeo? Quizás sea el peaje que equipos cuasi-perfectos deben pagar cuando un par de resultados adversos les ponen en jaque. El empate en Anoeta fue el disparadero perfecto para advertir a Guardiola de autocomplacencia (es indudable que el equipo bajó el voltaje con el 0-2) y el zarpazo in extremis del Milan en Champions encontró en la mala preparación física y el cúmulo de lesiones la alarma naranja. Pero Pep fue consecuente: jugaron mal y punto. Porque a ellos también les puede pasar. No obstante, y tal como apuntó Mendilibar después del 8-0, los vestuarios también están pendientes de la opinión pública, la que define las supuestas crisis. Y es evidente que el Barça salió enrabietado para golear sin piedad, por respeto al Camp Nou y de Osasuna, tal como lo explicó Mascherano, “la forma de ser profesional era intentar meter cuantos más goles, mejor”.

El inconveniente del Barça es que le cuesta disimular cuando no juega perfecto. En consecuencia, un Barça exento de electricidad y filigranas versallescas se convierte en noticia…no quiero imaginarme los titulares de los medios cuando se otee el apocalipsis de esta dinastía. Todo lo demás son odas y panegíricos a la propuesta cruyffista de denominación de origen y esas extraordinarias vendimias que cada año recoge y da forma La Masía. Pero casi siempre los poemas vienen motivados por una razón: Leo Messi. Hace un año discutía con mi compañero de COPE, Joseba Larrañaga, acerca de la trascendencia de Cristiano y el argentino en sus respectivos equipo…yo defendía que CR7 era (y es) más de medio Madrid, mientras que él argumentaba que el Barça sin Messi pierde reprís, hilvana ataques estáticos y, en definitiva, le falta gol. Le insistía que sin Messi, Villa y Pedro se aprovechaban de la inspiración de Xavi e Iniesta; mientras que el Madrid pendía del talento de su estrella. Esta última temporada Cristiano ha roto con sus 40 goles el récord liguero de Hugo Sánchez y Messi ha clavado doce en Champions. Pero en los clásicos, el portugués sólo se exhibió en la final de Copa; en cambio, su competidor es la peor pesadilla de Casillas cuando toca un Madrid-Barça. Finalmente, le he dado la razón a Joseba porque Messi es goleador por antonomasia y máximo asistente de su equipo: se fabrica los goles y marca el guión de los que da. Anoche, se marcó un hat-trick, dio otros tres y mandó dos al palo…lo dijo el propio futbolista, “en el Barça marco casi sin querer y en Argentina no encuentro gol” (03/09/11).

El bloguero Alejandro Torres, de Terra Deportes, escaneó el pasado marzo la evolución futbolística de Messi en dos fases: la primera en la que jugaba de interior derecho, desde su debut hasta el 2-6 del Bernabeu de la 2008/09, y la segunda y actual, en la que Guardiola le coloca de falso delantero centro. El cambio obedece a su musculatura, pues antes inventaba jugadas de cincuenta metros y ahora aprovecha su ritmo explosivo en el último tercio del campo. Sin duda, el último Messi es más letal y prolífico para Villa y el flamante Cesc. Precisamente, con el ex capitán del Arsenal no necesita bajar al centro del campo para activar las ofensivas (ahora ese jardín es de Xavi, Cesc e, incluso, Thiago). Quizás un Barça en versión de contraataque se movería mejor con las primeras ediciones del argentino, pero, claro, de momento no se atisba el día en el que un gallito intente tutear al Barcelona y acorralarlo.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

Deja tu respuesta