Blogs

“Sólo hay un campeón y va de rojiblanco”

n_atletico_de_madrid_la_historia-1366975.jpg

Luis Aragonés nunca se obsesionó con aquella Copa del 92 por el título en sí…un mes antes al Atlético le había entrado el pánico en el Bernabeu con un partido vertiginoso que los rojiblancos tenían controlado a falta de media hora. Pero la presión por esa Liga revolucionó al Madrid que, por dos veces, remontó la desventaja; la derrota (3-2) hizo reflexionar al entrenador colchonero. Entonces, ocurrió en los instantes previos a esa final: Luis dibujó el esquema táctico del equipo en una pizarra dentro del vestuario del coliseo blanco. La clave era neutralizar a Hierro, quien por entonces jugaba de centrocampista ofensivo; evitar los proyectiles tierra-aire del rumano Gica Hagi y perseguir al escurridizo Butragueño. Luis trazó en la pizarra flechas y garabatos hasta que en un arrebato, difuminó las pintadas y dijo a sus futbolistas: “¿Están de acuerdo? Pues todo esto no vale para nada. Lo que vale es que sois los mejores y estoy hasta los huevos de perder con estos, de perder en el Bernabeu. Sois el Atlético de Madrid y ahí dentro hay cincuenta mil que van a morir por vosotros…hay que salir y decir en el campo que sólo hay un campeón y va de rojo y blanco”. Quién sabe si la arenga fue adaptada años después por Oliver Stone para el sublime discurso del entrenador Tony D’Amato (Al Pacino) en Un domingo cualquiera. El resultado fue una inyección de sobreexcitación que Schuster reconoció después de la victoria final…”Nunca he salido tan motivado a un campo de fútbol”. Desde luego, habría valido la pena ser utillero para escuchar a Luis dentro de aquel vestuario.

Casi dos décadas después y a pesar de que la esencia del ‘gilifato’ todavía perdura, la leyenda del Atlético del 92 se recuerda como un capítulo escrito en un incunable. Porque año tras año, aun con la tregua del doblete, el equipo ha ido descreyendo la idea alentadora que un día sugirió Luis en un vestuario. Los Madrid-Atleti pasaron de ser el derbi de España a esos derbis locales psicosomáticos para los colchoneros y que garantizan al Madrid seis puntos, los del Bernabeu y también los del Calderón. Los golazos de Futre y Schuster quedaron inmortalizados como epílogo de una historia trufada de rivalidad acérrima, piques, cabreos monumentales (los de Jesús Gil) y, sobre todo, adrenalina pura (que se lo digan a Buyo y Futre). Desde hace años, el Madrid juega contra su iluso hermano pequeño, ese al que pega collejas a sabiendas de que no le va a molestar; sólo Claudio Ranieri puede fardar de no estar expuesto en el mausoleo de entrenadores que perecieron en los derbis. Goyo Manzano sí pertenece a la exclusiva colección…ni supo educar a sus pupilos para jugar con alma ni enderezó a tiempo el entuerto cuando sólo Reyes podía maquillarlo. Eso sí, a estopa ganaron con creces: pie, tobillo y espinilla…Perea, Filipe Luis y Gabi parecía que habían escaneado las piernas de Cristiano, Özil y compañía. No sorprende que Mourinho confesara que “las espinilleras habían cumplido su trabajo”; quizás fuese la solución de Manzano para espantar tanto fantasma.

Pero el trasfondo va más allá de otro derbi calamitoso para el Atleti: Tomás Guasch repetía con saciedad durante toda la semana que la victoria rojiblanca se acerca cada temporada que pasa. Por probabilidad, lógico; por entusiasmo, sólo llegara cuando el Madrid no le ponga ni un ápice de compromiso. La pena es que, como dice David Gistau, la afición madridista “se ha olvidado del odio eterno al rival”, hasta el punto que una quimérica victoria atlético sería aplaudida como ejemplo de superación. No obstante, todavía hay una tesitura más degradante para las huestes rojiblancas…y es que acepten perder (con vergüenza o por huevos) y al día siguiente sigan engañándose con la cantinela de que ‘ser del Atleti es especial’. Sí, la histórica cambió mucho, pero el Atlético, no éste sino el contemporáneo, gravita en una órbita muy lejana a la de Luis.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

2 respuestas a ““Sólo hay un campeón y va de rojiblanco””

  1. Luis dice:

    Se te ha olvidado comentar que en ese partido lo primero que hizo el Atleti fue cargarse a Hagi. Y a partir de ahí, a triunfar…
    Esa fue la verdadera táctica, lesionar a Hagi.

  2. Luis es IDIOTA dice:

    Estos Madridistas como siempre, llorando, lamentando, sollozando….son un club patetico, mediocre, perdedor y fracasado. Se gastan el dinero de las arcas del estado para seguir chupando rueda ( y otras cosas) del Brasa y del Atleti. Desde que murio el dictador y se largo el otro dictador (JoseMari) no ganan ni al arco iris, ya ni robando consiguen ser nadie. Y en Europa son el hazmerreir mundial, deberia haberse quedado Mourinho, es el mejor payaso para un club de payasos, una plantilla de payasos y una aficion de payasos cobardes.
    VIVA LUIS ARAGONES!!

Deja tu respuesta