Blogs

Padres impertinentes

radamel.jpg

El Real Madrid-Espanyol de la pasada Liga no fue una goleada cualquiera, al menos para el ‘Pipita Higuaín’. Su credibilidad volvía a discutirse en la prensa y su comparación con Benzema le dejaba a los pies de los caballos. Así que, aprovechando una lesión del francés, a Higuaín no le quedaba otra que reivindicarse ante el Bernabeu, consciente de que un mano a mano absurdo podía agigantar el debate para la opinión pública. Aquel domingo de marzo, el Madrid goleó por 5-0 e Higuaín se erigió en la estrella con dos goles y otras tantas asistencias; y aunque gozaba del favor de Mourinho (el portugués había declarado esa semana que “sólo un entrenador estúpido querría que se marchase”), nunca pudo ignorar el runrún de la grada.

Al día siguiente de la sublime actuación de Higuaín y aprovechando la efervescencia que había dejado, Jorge Higuaín, el padre del futbolista, atendía gustosamente al portal italiano Tuttosport para dejar claras sus intenciones…”El interés de Marotta (Administrador delegado y director deportivo de la Juventus) ya se produjo hace un año, pero Gonzalo tenía la intención de permanecer en Madrid. Ahora, sin embargo, la posibilidad de un traspaso a un equipo como la Juventus no puede más que enorgullecerle. Ahora es pronto, pero en mayo mi hijo y yo analizaremos bien la situación y estaremos dispuestos a hablar con la Juve”. Su contrato acababa en 2013 y el padre estaba preparado para atender las cientos de llamadas que recibiría si el Madrid no movía ficha.

En las oficinas del club merengue intuían que el entorno de Higuaín airearía la proximidad de fin de contrato; lo que nunca sospecharon es que el padre iba a usar un micrófono (en este caso, una web) para presionar al Madrid. La jugada le salió bien al argentino, quien se hinchó a goles en el tramo decisivo del campeonato; era obvio que la coartada no podía resultar más perfecta. Finalmente y después de un tenso tira y afloja, con la Juventus preparada para la cazería, fue el representante de Higuaín, Norberto Recasensm quien anunció el pasado 01 de junio que el ‘Pipita’ se quedaba en Madrid. La mediación de Mourinho había sido decisiva, pero a Florentino Pérez y su ‘ejecutor’ José Ángel Sánchez les molestó bastante el papel de ‘mosca cojonera’ del padre.

Radamel Falcao nunca habría necesitado el ‘favor’ de su padre para pregonar su talento. El partido más inolvidable que se recuerda en la historia contemporánea del Atlético es la prueba irrefutable de que Falcao es un delantero top para clubes con proyectos faraónicos. Radamel García, el padre, debió pensar que una entrevista en Colombia con un periodista de la casa tendría cierta complicidad: su hijo está disfrutando de la pleitesía más absoluta de la prensa y a qué padre no le entusiasmaría de fardar de hijo futbolista.

El padre de Falcao no ha entendido que el fútbol es un negocio como la bolsa, en la que cualquier declaración de intenciones sube o baja las cotizaciones. Manchester City y/o Chelsea han sido desenmascarados por él; curiosamente, Gil Marín dijo después de la Supercopa que los rumores de una oferta de Abramovich el mismo día de la final eran falsos, pero al tiempo confirmó que había clubes de Francia e Inglaterra dispuestos a pagar la cláusula de sesenta millones.

Pero el trasfondo no es sólo monetario, sino también sobradamente indecoroso: Falcao es el nuevo ídolo de masas rojiblancas y su padre le ha traicionado con su pasado. Quizá sea hincha del Madrid desde la infancia, pero mejor que lo desvelen otros, a ser posible que no tengan nada que ver con el Atlético. Incluso el fútbol guarda verdades que no son políticamente correctas. Marca Televisión se puso en contacto anoche con el entrevistador del padre de Falcao, Jorge Eliecer, para conocer de primera mano el porqué de las explosivas declaraciones. “Conozco a Falcao desde los 14 años y es hincha del Real Madrid”, la rotundidad del periodista no admite interpretaciones. Radamel García prefiere alardear de un hijo que juega Champions, lógico, pero al contrario que Falcao, será siempre un eterno desagradecido. Ganará más dinero en Inglaterra o el mismo Madrid, por supuesto, pero su hijo, ése al que quiere ver en escaparates de la Quinta Avenida, pasó al estrellato definitivo en Mónaco.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: ,

Una respuesta a “Padres impertinentes”

  1. mayelkin dice:

    hayyy mi falca te amoooooo

Deja tu respuesta