Blogs

Acusado o con la flor en el trasero

tito1.jpg

Tito Vilanova ha comenzado a defenderse de quienes incordian en el nuevo establishment…”no es suerte, es calidad”, se justificó después de la agónica victoria ante el Celtic. Por supuesto, tiene razón porque el portero Forster colocó su muro de dos metros de altura y paró cualquier escándalo de jugada. La suerte fue que los once del Celtic no tuvieran piernas suficientes para tapar todo su área en otra demostración de catenaccio descarado. Y como controlaban las entradas y salidas del espacio aéreo, la única solución del Barça fue recurrir a su fútbol de salón en esa infinidad de combinaciones y triangulaciones que este equipo ha patentado. Sin embargo, en cada partido subyace la sombra de Guardiola, todavía demasiado alargada, y como dice José Joaquín Brotons, cuando no hay goleada, entonces Tito pasa al banquillo de los acusados; pero si el gol llega sobre la bocina, la lectura es bien simplona: el nuevo entrenador tiene una flor en el trasero. Es el chismorreo injusto con el que va a convivir toda la temporada, porque la herencia es tan pesada que si al final el Barça gana Liga, Champions y Copa, saldrán los ‘guardiolistas ilustrados’ jactándose de que el Pep arrasó con todo en un año, incluida la Supercopa que no ha ganado Tito.

La nuevo versión del Barça tiene más gracia, si cabe, que las anteriores. Las goleadas escasean en detrimento de las remontadas milagrosas, cuyos derechos de autor ostenta el Real Madrid. Quizá Tito no se haya acercado ni por asomo a la absoluta perfección de la que él fue testigo hace un par de años, pero bajo su batuta el Barcelona ha demostrado que sabe levantarse cuando está arrinconado y casi noqueado (el ejemplo de Sevilla), y Messi obsequió en Riazor la prueba más irrefutable de que un solo futbolista sí es capaz de ganar un partido. Sin embargo, las críticas son inagotables y la primera diana ha sido la defensa.

Sí, proliferan los goles en contra de Valdés porque éste no le ha cogido el tranquillo a la portería en esta temporada, y por el casting sucesivo y forzoso de centrales, sin olvidar que la condición natural de Mascherano, ya fijo en ese puesto, no está en la defensa. Lesionados Puyol y Piqué, Tito reconvirtió a Song en central y el experimento salió nefasto, pero tuvo que probarlo para averiguar el resultado. Después, las circunstancias del clásico le obligaron a usar a Adriano y éste sí sacó buena nota, aceptable. Fue entonces cuando los ‘entendidos’ recordaron al entrenador que girara la cabeza al banquillo, donde un tal Bartra veía cómo los trenes pasaban por delante de sus narices sin detenerse…hasta anoche. Bartra no había jugado antes porque Tito no lo consideró oportuno. Sabía que una enfermería tan concurrida supondría oportunidades para todos, y el canterano no iba a ser una excepción. Anoche, simplemente aplicó los conocimientos que ha aprendido en La Masía: anticipación y jugar balones, las máximas de la doctrina cruyffista para aspirantes a defensas.

La otra diana a la que apuntan los subversivos es David Villa. Ha marcado goles, pero su rendimiento dista mucho del anterior a la lesión, lógico por otra parte. Tito prefiere a Alexis porque es como el jugador boya de waterpolo: se pelea solo entre la defensa contraria, la agrieta, busca espacios; en definitiva, la vuelve loca. Para marcar goles, ya está Messi. El panorama para el asturiano pinta negruzco: sólo puede encomendarse a sus goles y, estando al lado el mejor jugador del mundo, las apuestas son mil contra uno. No obstante, la Copa y los partidos menos agresivos de Liga son suyos, así que recuperar el puesto pasa por garantizar la máxima eficacia en el menor tiempo posible. No es la primera vez que ocurre: sir Bobby Robson fichó en el 96 al argentino Pizzi del Tenerife para matar partidos y su rentabilidad goleadora fue superior a la del titular indiscutible en aquella temporada…un tal Ronaldo Nazario, entonces el mejor jugador del planeta.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

Una respuesta a “Acusado o con la flor en el trasero”

  1. IlNeuroDoktore dice:

    Buen artículo, Vanaclocha, como siempre! :D Es cierto que las bajas en defensa (Tito, por qué no pusiste antes a Bartra?) no nos están dejando ver al “verdadero” Barça, pero la flor en el culo que tiene Vilanova está siendo brutal. Sólo le faltó el día del Madrid con el tiro al larguero de Montoya en el 92′, pero es que la flor de Iker con los palos es mayor xD

    Sigo echando en falta un 9 que fije a la defensa contraria, creo que es el principal error de Tito. Los extremos no tienen a quien centrar cuando llegan a la línea de fondo.

Deja tu respuesta