Blogs

Servicio de clipping para Mourinho

mourrr.jpg

Cada día a primera hora José Mourinho recibe en su despacho un informe detallado sobre lo que se ha dicho del equipo y, sobre todo, de su persona en periódicos, televisiones y radios. Quizá también en las webs. El departamento de prensa del Madrid hace batidas continuas en la opinión pública para detectar ‘anomalías’, es decir, opiniones que desagraden al club por su falta de veracidad o, simplemente, porque molestan. Y como en cualquier multinacional reputada que factura de cientos de millones, y el Real Madrid lo es, el llamado servicio de clipping es un instrumento necesario para el seguimiento de su imagen porque, tal como insisten los gurús del marketing, parte del valor de una marca proviene de la impresión general del gran público. Por eso, el clipping permite orientar a una empresa acerca de lo que se dice de ella, sean rumores o consecuencias de noticias oficiales. Gigantes como Apple, Banco Santander o Adidas, entre otros, elaboran dossieres pormenorizados en los que, por ejemplo, la creación de Steve Jobs sabe si su marca sigue siendo esa experiencia Apple de la que tanto hablan los adictos a sus dispositivos; Emilio Botín se despierta con el papel salmón encima de su mesa y la firma alemana escanea vía blogs marketinianos si la gente habla de su ropa igual de bien o mejor que la de Nike.

Analizar exhaustivamente a la prensa puede parecer un ‘trabajo de chinos’ pero en este Real Madrid, en el que Mourinho detenta un poder omnímodo, el clipping es vital para un entrenador que se toma sus órdagos a la prensa como un juego. Un directivo del club dijo resignado hace unos meses que “en ninguna empresa sucedía que un empleado tan laureado fuese tan menospreciado”, refiriéndose al trato que le damos al técnico portugués. Quizá tenga y no tenga razón: de acuerdo que se ha cuestionado su talento como entrenador del Madrid. Se le fichó para ganar la Décima y, por supuesto, acabar con la orgía ganadora del Barcelona. Su primer cometido todavía no lo ha conseguido, el segundo en parte sí. Con el escaso botín de una Liga y una Copa en dos temporadas, el Madrid ha encontrado el método para desesperar al eterno rival: los últimos siete u ocho clásicos son la prueba irrefutable. Pero este año su figura ha sido acribillada con un argumento sólido: ¿cómo es  posible que el equipo de los récords ligueros no haya ganado diez partidos? Los detractores de Mourinho también le achacan con razón que el Barça de las Champions siempre ganó la Liga y la plantilla merengue es tan competitiva como la azulgrana para batallar en todas las competiciones,, y no vender desde navidades el pobre armisticio de que el objetivo es quedar segundos.

El directivo sí entendía el mensaje conciliador de Florentino Pérez durante la última comida navideña con la prensa. Mourinho captó la sugerencia y se apartó de la escena pública después del sacrilegio de Málaga, el de quitar la titularidad a Casillas por castigo. Pero el portugués, fiel a su servicio de clipping, no deja de escudriñar quiénes le molestan con un micrófono delante. Fernando Burgos, de Onda Cero, se convirtió ayer en la segunda víctima del efecto clipping. Mourinho tenía preparado un papel con opiniones sueltas del reportero en los últimos años acerca de si la titularidad se merece o debe imponerse por decreto. En el trasfondo del asunto otra vez Iker Casillas o, al menos, así lo intuyó el entrenador. Hace un puñado de semanas, Antón Meana también fue detectado por el clipping como otra molestia impertinente para el establishment madridista. En este caso no hizo falta ningún papel, Meana fue abroncado por Mourinho y Silvino Louro en privado.

Mourinho ha desafiado a la prensa en un juego en el que siempre saldrá victorioso. Porque si el Madrid se corona en Wembley, su entrenador podrá irse con ínfulas de conquistador, es más, así lo hará. De lo contrario, su paso por Madrid podrá considerarlo una pequeña mancha en su impecable currículum; al fin y al cabo, para él se trata de levantar cuantos más títulos mejor en la mayor cantidad de clubes. Desde luego, competitivos los ha hecho a todos, eso es innegable. Como también lo es la expectación que figura su personaje público que ha provocado el axioma de ‘conmigo o contra mí‘. De ahí ha nacido la famosa yihad mourinhista y su dogma de fe contra la prensa. Y a él le gusta porque se siente en el epicentro de la bronca, siendo para unos sátrapa y para los yihadistas víctima de una persecución a tumba abierta.

 

 

 

 

 

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

2 respuestas a “Servicio de clipping para Mourinho”

  1. Mateo dice:

    Cuando vea un solo comentario positivo a lo realizado por Mourinho me creere que no existe una caza por parte de la prensa

  2. teker dice:

    Como todos los de la cope, eres patetico

Deja tu respuesta