Blogs

Pepe lo comprendió: conmigo o contra mí

pepe-abrazo-mourinho-2012-efe.jpg

“No me gusta hablar mucho de jugadores que no juegan, pero tengo que decir lo que me parece, que es la verdad. El equipo con Pepe juega más alto; el equipo con Pepe no tiene miedo de dejar espacios a sus espaldas; el equipo con Pepe presiona mucho más;; el equipo con Pepe recupera balones más rápido; el equipo con Pepe es más peligroso en ataque”. Eran otros tiempos, pero incluso la apología de Mourinho a un jugador que, en febrero de 2011, llevaba lesionado mes y medio causó demasiado revuelo. Sucedió en la previa de un partido copero contra el Sevilla y el central ni iba a jugar ni se le esperaba. Entonces, Pepe pertenecía a la guardia pretoriana de un entrenador al que le sobraba simpatizar con sus compatriotas Cristiano y Carvalho. El resto del vestuario también le tenía en palmitas, quizá eclipsados todos ellos por el aura de ‘recolector de títulos’ que destaca en negrita en su currículum. Curiosamente, en aquellas fechas Iker Casillas también mantenía una relación afable con Mourinho, hasta el punto de soltarse chascarrillos. En una concentración Iker insinuó que las vísperas en los hoteles a veces se hacían demasiado pesadas; Mou le replicó con una sonrisa: “Cuando te cases, agradecerás las concentraciones”.

Sin duda, ese Madrid estaba comprometido con dos causas: la Champions y/o robarle hegemonía al mejor Barça de todos los tiempos. El orden exacto no lo sabremos hasta que Mourinho conceda su primera entrevista post-Real Madrid y desvele cuál fue la intención real del presidente Florentino; la más importante, la que le debió confesar dentro de su coche cuando le recogió en el parking del Bernabeu un rato después de que Mou se coronase rey de reyes con el Inter de Milan. Ganar a cualquier precio, ése fue el principio por el que se rigió Florentino a tenor del desastre de la temporada anterior que se llevó por delante a Pellegrini y la credibilidad de Jorge Valdano. Precisamente, con el argentino comenzó la guerra: conmigo o contra mí. Poco tardaron los jugadores en comprenderlo, algunos más tiempo que otros. El caso es que dentro de esa corriente maniqueísta que no concebía tonos grises (cualquier decisión debía ser extremista) Casillas y Sergio Ramos se desmarcaron porque entendieron que las actitudes macarras chirrían en el Real Madrid. La llamada a Xavi Hernández para acabar con la guerra civil desatada en el rally de los clásicos y culminada en la Supercopa del 2011 desató la ira de un Mourinho que tildaba al Barça de enemigo. Casillas discrepó entendiendo que el buen ambiente de la selección podía fracturarse. En ese instante, el portero cavó su tumba y Mourinho, muy hábil en el manejo de las situaciones, no se vengó con descaro: esperó paciente hasta que un mal momento deportivo de Casillas le sirviese de coartada. Tardó en llegar más de un año, en el partido contra el Málaga de las pasadas navidades.

Sergio Ramos también va por libre desde hace tiempo. Castigado al palco por actuar con subversión, el central sevillano nunca se ha traicionado a sí mismo; su franqueza le delata y honra a la vez. Aquella portada de MARCA que transcribió una bronca entre Mourinho y el jugador en un entrenamiento desenmascaró su relación. Ramos se hartó que su jefe les pusiera a parir cada dos por tres; que fueran los jugadores sin el técnico quienes tuviesen que tragar quina. Y desde entonces, no ha querido problemas pero tampoco se ha callado, como el día después de Old Trafford, cuando Mou espetó que el justo ganador habría sido el United. Entre medias, un gesto ‘rebelde’: en el Madrid 5-Depor 1 Ramos llevó debajo de la camiseta otra en apoyo a un Özil deprimido por haber sido señalado en un par de derrotas. En ese mismo partido, Pepe, todavía ferviente seguidor de la yihad ‘mourinhista’, marcó un gol y se dirigió al banquillo para abrazar a Mourinho. A ojos del espectador, el gesto se intuía como una guerra de trincheras entre los acólitos del técnico y el bando español, que no contaba con Xabi Alonso ni Arbeloa.

Pepe hizo méritos suficientes para ganarse el favor eterno de su entrenador, o eso debió pensar. Porque una mala decisión del defensa originó la cruzada que anunció el pasado sábado. A finales de año Pepe se lesionó del tobillo derecho y Mourinho, consciente de la necesidad de recuperarle cuanto antes, le recomendó operarse antes de las vacaciones de Navidad. El futbolista ignoró el consejo y entró en quirófano el 02 de enero. Obviamente, el cabreo del técnico alcanzó proporciones bíblicas: Pepe ya no iba a gozar nunca de bula papal. Sus declaraciones defendiendo a Casillas son un paso de valentía ante el acoso y derribo que está sufriendo el capitán. Por supuesto, los ‘mourinhistas’ lo consideran alta traición. Pepe ha asomado la cabeza en un momento en el que Mourinho no puede ejecutar el efecto de acción-reacción: si no vuelve a jugar más esta temporada podrá pensar que tampoco tenía la forma física adecuada, muy por debajo de Ramos y Varane. Es curioso cómo la gente descubre de bruces la verdad. Ese vestuario, sin conjurarse con el cuerpo técnico, ha comprendido que no podía seguir hecho un cristo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

5 respuestas a “Pepe lo comprendió: conmigo o contra mí”

  1. Juan dice:

    Gesto de valentía? Ahora le defiendes? Hay que ser demagogo…

  2. Toni dice:

    Creo que no ha defendido a Pepe, sino a su acto.
    Decir que ha sido valiente no significa que le esté defendiendo.
    PD: A ver si alguien ofrece pasta por él y que se pire. Con Ramos, Varane, Albiol y otro suplente que quiera venir vamos sobrados.

  3. Tojeiro dice:

    “Mourinho lo comprendió. Con la prensa o contra ella.”

  4. semperveritas dice:

    Pepe es un asqueroso ventajista. Crees que iba a decir eso si Mourinho fuera a entrenar al Madrid el año que viene?? Lo que os pasa a los periodistas es que preferis un entrenador amiguete que os deje hacer lo que os de la gana y que ponga a vuestros “colegas”. Casillas llevaba un año horrible y no merecía jugar. Ninguno de vosotros ha hecho portadas por la suplencia de Pepe, cuando salió del equipo por una lesión (igual que Casillas y ahí si defendiais que tenía que volver a la titularidad por los “codigos” del fútbol). Varane es mejor que Pepe. Diego López ESTA mejor que Casillas. Dónde esta el problema? Por cierto… Por que nadie criticó a muerte a Xabi cuando le pillaron, despues de la llamada conciliadora de Casillas, poniendo a parir a los jugadores del Madrid en la previa de una entrevisa en tv3?
    Por que nadie habla mal de Guardiola, el santo!! cuando ha demostrado ser una basura de persona, que por celos, envidia o vaya usted a saber por que… no se habla con sus exjugadores ni con su GRAN amigo Vilanova, con una enfermedad grave de verdad.
    La prensa deportiva de este pais es igual a la prensa rosa. Lamentable, mentirosa, revanchista… da asco
    Y Mou… el solito se mete en todos los charcos y se crea enemigos gratis. Así no se puede ir por la vida. Pero en el 99% de los casos dice la verdad. De muy malas maneras… pero la verdad
    Recordad vuestro lema “no dejes que la verdad estropee una buena noticia”

  5. Mateo dice:

    Joder las cenas en el Chistu tienen que ser de ordago. Tu tambien quieres subir al carro del jamar gratis?

Deja tu respuesta