Blogs

Atlético de Madrid, ‘reponedor’ de estrellas

diego-costa-y-villa.jpg

Mientras Simeone se aferra a su discurso de prudencia hiperbólica, su Atlético vence, convence (ligero matiz que no logran ni Barça ni, mucho menos, el Madrid) y comienza a disfrutar de un hábito impensable en toda su historia contemporánea: la inercia de ganar. A estas alturas y con los récords del ‘Doblete’ fracturados en mil pedazos, cualquier aficionado al fútbol debería rezar por ellos, porque sólo los rojiblancos tienen la receta  para curar la crítica salud de nuestro campeonato. Ya no es aquel puñado de victorias reducido a anécdota, ahora el Atlético se lo cree, sin confesarlo a los medios, y lo mejor es que el gran público está dejando de sospechar: este equipo sí puedo codearse con Barça, ¿y Madrid? en la jornada 33, el tope que se ha autoimpuesto el ‘Cholo’ para formalizar públicamente su candidatura a la Liga. Y al césar lo que es del césar, porque el mismo gilifato de los tiempos oscuros, los creadores del ‘pupas’ y de esa brillante resignación resumida en el lema ‘¿Papá, por qué somos del Atleti?’, convencieron a Simeone para que devolviese al club una grandeza dilapidada en pocas décadas. Y vaya si lo está consiguiendo.

La película ha cambiado de género de terror a auténtico thriller. Jugará más o menos vistoso (poco le importa al entrenador), pero en doce jornadas este Atlético ha enseñado un estilo poliédrico, imprescindible para quien aspira a ser un grande: tan pronto amarra un 1-2 en Granada como golea con ‘manitas’ en el Calderón. Al Athletic no le cayeron más porque Gorka impidió el saco de goles, aunque quizá sea lo de menos: los rojiblancos suman, siguen y mantienen hipnotizada a toda la grada. Como Diego Costa, antiguo mamporrero (habladurías de cuando jugaba en Albacete y Valladolid) y hoy maestro artesano en fabricarse goles: él inventa la jugada y él la concluye. Su mérito es sencillamente extraordinario, porque, a bote pronto, apenas se conocen casos de futbolistas que, siendo del montón, se hayan transformado en auténticas estrellas del rock con una rodilla hecha trizas. Si acaso, Ronaldo Nazario, pero éste ya nació siendo un crack. O más cercano y certero, su compañero Villa. Del Bosque tiene un killer infalible por ahora e igualmente válido cuando lleguen los momentos de penurias: Diego Costa golea al tiempo que caliente los partidos irritando a los defensas. Derrite un témpano de hielo con su sola presencia, y ésa es la cualidad que más seduce a Simeone.

Pero Costa no esta solo ante el peligro. David Villa se ha convertido en la bicoca que cualquier broker de Wall Street querría comprar para multiplicar su venta. Una empresa en sí mismo que costó dos millones y que, ahora, cualquier club prefabricado con petrodólares se llevaría por veinte o treinta. Villa nunca perdió su instinto letal, quizá quedó oculto por la voracidad insaciable de Messi; sin embargo, el fútbol le debía un tributo más por servicios a nuestra Liga. La Premier no habría sido mala opción para su estilo, pero el Atleti se ha revelado como un club muy ergonómico para el asturiano: juega con dos puntas como a él le gusta, y se turna con el hispano-brasileño en el ‘trabajo sucio’; es decir, pelearse con todo lo que se menea en el área. Es curioso porque ambos, Villa y Diego Costa, han pasado las de Caín: sus carreras pendieron de un alambre por lesiones gravísimas y ahora devuelven a Atlético una confianza que no se paga con dinero, sino con curro y más curro hacia unos colores. Villa se sintió una baratija en verano y en apenas tres meses opta a la titularidad en el Mundial; exactamente lo mismo de quien era el espectro de Falcao. El colombiano se marchó al calor de los millones, pero este club actúa como ‘reponedor’ de estrellas. La última tiene nombre, apellido y nacionalidad clara.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

Una respuesta a “Atlético de Madrid, ‘reponedor’ de estrellas”

  1. Alfonso dice:

    Se te olvida decir que el atlético está jugando muy bien por momentos. Y si los árbitros fuesen más justos el Madrid y Barca llevaría varios puntos menos. Sería líder en solitario

Deja tu respuesta