Blogs

Luis Suárez, un gamberro en el Ibex 35

luis-suarez.jpg

El entrenador del Liverpool, Brendan Rodgers, no exageró cuando dijo en verano que el mejor fichaje que haría su equipo sería un “Luis Suárez con la cabeza bien amueblada” (having his head screwed on). La prensa británica se mofó del técnico y algunos tabloides como el Sun sugirieron a Rodgers montar un equipo competitivo antes que “llevar al uruguayo a un correccional”. El técnico se erigió casi en el único defensor de la causa del uruguayo: creía que podía reeducarle y borrar en poco tiempo su imagen de enemigo público número uno. El mordisco de Suárez al brazo de Ivanovic, del Chelsea, hizo saltar por los aires el solemne código de buena conducta de la Premier League.

La presión social de la carismática grada de The Kop fue tan exagerada que no pasó un día en el que los hinchas no reclamaran su cabeza. Había mancilla la camiseta red y, para un público tan distinguido, es más grave que un futbolista manche el nombre de un club tan venerado que falle goles a diestro y siniestro. Esto último no es el caso de Luis Suárez, quien detectó rápido la animadversión hacia él. El delantero se obsesionó desde Brasil, donde compitió en la Confederaciones, con una posible llamada de Florentino Pérez. Dependiendo donde se publicara el rumor, su nombre estaba por delante del de Cavani o detrás del ‘Kun’ Agüero. Sólo le importaba escapar de Las Islas.

Pero Rodgers entendió que para centrar a su chico, lejos de atosigarle con gritos de barracón militar, necesitaba cuidarle con guante de seda. Sólo así se reencontraría con el gol y sólo así firmaría las paces con Anfield. Luis Suárez ha captado el mensaje a la primera: golea como quiere, revienta las defensas y, sin duda, se ha vuelto a colocar en el Ibex 35 del mercado. El Madrid le contemplaba cuando Benzema estaba en el ojo del huracán y todavía tiene escrito su nombre en la libreta, por si a monsieur empané se le ocurre regresar al limbo. Esta semana se ha ganado la redención definitiva. Puso patas arriba a Anfield, “recordando al mejor Kevin Keegan”, se atrevió a decir el comentarista estrella Gary Lineker. Quizá sean palabras mayores comparar a un mito como Keegan con el impacto mediático y ¿efímero? que está teniendo Suárez. Sin embargo, es uno de los hombres del momento, inventando goles de cualquier ángulo, pero todavía con la sospecha de chico gamberro. “Si se atrevió a poner el diente en un contrario, quién dice que no liará otra igual dentro de un tiempo”, afirmó Peter Kenyon, ex director ejecutivo del Chelsea y principal benefactor de Mourinho en Inglaterra. De momento, no ha sucedido. Y mientras le jalee Anfield, Luis Suárez seguirá en la agenda de fichajes…del Madrid y de medio mundo. 

 

 

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , ,

Una respuesta a “Luis Suárez, un gamberro en el Ibex 35”

  1. david dice:

    luis seria un fracaso en le madrid

Deja tu respuesta