Blogs

‘Partido de picapedreros’

simeone-mourinho.jpg

‘Partido de picapedreros’ (‘Stonecutter struggle’). El ingenioso tabloide The Sun intuye en su titular una pelea en el barro del Calderón. Dos entrenadores que se respetan y entienden el fútbol en versión vampiresca, es decir, ganar a toda costa chupándole la sangre al enemigo, y dos bloques de hormigón, el rojiblanco irrompible hasta el momento y el londinense recién hecho trizas por el colista de la Premier. Pero la Champions es otra dimensión, donde gana quien mejor compite. Así se lo recordaba el periodista portugués Nuno Luz a Mourinho: su Oporto conquistó Europa en una edición hecha a medida para el Madrid del ‘galacticidio’. Aquella promoción orquestada por Mou desde el banquillo y Deco sobre el césped aclaró que la ‘Orejona’ no se gana sólo con un puñado de cracks, hay que saber competir o tener a alguien que lo meta en vena. Es el caso del entrenador del Chelsea, curtido en mil batallas europeas y que aparenta una fachada imperturbable ante ese fenómeno de moda creado por Simeone. Éste también lleva el mismo gen, con la salvedad de que si pierde, la rabia le corroe por dentro, no busca coartadas públicas.

El ‘Cholo’ nunca pierde la ocasión de rendir pleitesía su enemigo de esta noche. “Admiro a Mourinho, es un ganador”, dijo en una entrevista al diario ABC; “Me quedo con Mourinho”, espetó el argentino cuando tuvo que elegir entre el portugués y Guardiola en un test sugerido por Los Manolos. Pero el colmo de la ¿adulación? lo provocó el míster colchonero ayer en TVE cuando soltó que Mourinho era mejor entrenador que él. Ni pizca de guasa e ironía en la declaración, Simeone se ve como un émulo de su colega del Chelsea con sus mismas virtudes (no sabemos si también los defectos). En una entrevista en su país el ‘Cholo’ explicó que ambos, Mou y él, conciben el fútbol como una facción espartana en la que un solo fallo descalabra al grupo. Los dos son amantes de la presión, quizá Mou más obsesionado en cumplirla a rajatabla y Simeone empeñado en usarla para sus pizarras tácticas. Ésas que le han dado goles a granel en estrategia. La buena noticia para el Atlético es que Diego Costa puede poner en jaque a toda una zaga, mientras que Mourinho lanza pullas a sus delanteros al tiempo que el Chelsea negocia en secreto con el propio Costa.

La prensa británica es unánime: la estrategia de Mourinho pasa por David Luiz, central titular de Brasil reconvertido a bulldozer de contención en su club. Si esta copia de actor secundario Bob de los Simpson se agiganta en el centro del campo con palos y zanahorias, el Chelsea habrá ganado una batalla. Justo la que teme perder Simeone. David Luiz representa el paradigma futbolístico de su entrenador, un John Terry versión brasileña con licencia para pegar donde otros no la tienen, el Sami Khedira que deseó llevarse del Madrid. El problema es que los prototipos de Mourinho se convierten rápidamente en ídolos de barro: David Luiz ha obtenido en el Chelsea una rentabilidad casi perfecta, propia del Zara de Amancio Ortega; en dos temporadas ha ganado Champions y Europa League dejándose por el camino mil y una cicatrices de guerra. Pero el próximo verano podrá irse si lo desea (el Barça llama a la puerta), cosas de Mou. Como también es capricho del portugués la eterna suplencia de Fernando Torres.

Vuelve el hijo pródigo al estadio del que decidió irse después de la noche de la vergüenza, la de aquel 0-6 del Barça. Torres presume de un P.V.P astronómico, 58 millones de euros, y de un currículum imperial en el que sólo falta una Premier…el problema es que es el delantero del ‘casi’, con un talento sublime que sólo Rafa Benítez supo poner en práctica. Mourinho defiende al ‘Niño’ pero le tiene de tercer delantero, detrás de Eto’o y Ba.  Incluso, sin la presencia del camerunés como sucedió en Paris, el técnico se decantó por el centrocampista Schurrle. Es un indicio evidente de que Torres tendría luz verde a una jugosa oferta veraniega. Al fin y al cabo, con unos cuantos ‘Terrys’, ‘Lampards’ e ‘Ivanovics’, Mou vería colmadas sus aspiraciones. ¿Para qué más? 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

Deja tu respuesta