Blogs

A Zidane también le “faltó apetito”

busquets.jpg

Zinedine Zidane también habló de “falta de apetito” cuando los periodistas franceses le exigieron explicaciones a la sorprendente y ridícula eliminación de Francia en el Mundial de Corea. Entonces, la selección blue había dominado el mundo con un campeonato simplemente perfecto en su casa y reivindicó su fútbol de mil y un quilates en la Eurocopa de Bélgica y Holanda. Aquella Francia imponía cualquier baile al ritmo de Zidane, de largo el mejor jugador del momento. El Mundial del Oriente Lejano debía ser la constatación de una generación mítica, inolvidable para el fútbol galo, y que había puesto patas arriba a un país entero; no en vano, la Avenida de los Campos Elíseos se había engalanado con antelación para celebrar los fastos de lo que podía ser un récord bestial: Mundial, Eurocopa y Mundial. ¿Quién en su sano juicio pensaría que Senegal, Uruguay y Dinamarca serían un mínimo obstáculo para el estilo más versallesco y efectivo que existía en el planeta? De repente, los africanos se sublevaron por físico, los uruguayos por ímpetu y Dinamarca se encargó de decapitar a un equipo francés que, en apariencia, no escondía ni una sola debilidad palmo a palmo del césped.

“Creímos que con el gallo estampado en el pecho ganaríamos medio partido”, dijo Thierry Henry después del batacazo inicial contra Senegal; “nos ha faltado una charla de vestuario de nuestro gran capitán, Didier Deschamps”, comentó Emmanuel Petit como coartada del fracaso. En efecto, Deschamps fue el líder espiritual y de puertas adentro de la campeona del 98 y 2000, pero su tiempo se había extinguido y sus compañeros quedaron huérfanos sin su presencia en Corea. “Fui de los que más eché de menos a Didi”, comentó con nostalgia el todoterreno Patrick Vieira la tarde que Dinamarca les mandó para casa sin haber olido ni un solo gol a favor durante todo el torneo. “Tengo miedo del recibimiento en el Charles de Gaulle (aeropuerto de París)”, espetó medio en broma medio en serio el histriónico portero Barthez.

En la selección española nadie se ha atrevido todavía a romper el hielo con un chascarrillo: todo son arrepentimientos y perdones. Esa actitud la ha tomado, como es su deber, el capitán Iker Casillas; otros pesos pesados sí han explicado la debacle. Las declaraciones de Xabi Alonso, casi pasajeras minutos después del estropicio definitivo y hoy superlativas para toda la nación, son el marrón inevitable que debía comerse algún jugador. Al donostiarra se le suele acusar de excesivamente reservado, pero cuando habla jamás peca de hipocresía. Si Xabi habla de “falta de hambre” y “mala preparación física y mental”, las charlas de barra de bar ya no tienen que inventar teorías fantasiosas. Ésas son las razones del desastre nacional, a pesar del supuesto mosqueo del resto del vestuario, como publica MARCA este viernes.

España se quedó a la puertas de convertirse en dinastía pero deja un tributo al fútbol mundial sólo comparable a Pelé y su famoso ‘Brasil del 70’. Y a diferencia de la Francia faraónica de Zidane, donde él inundaba de elogios las crónicas periodísticas, la selección de Del Bosque y antes de Luis ha arrasado las hemerotecas durante cuatro años con un género inédito y casi irrepetible. Y como cualquier obra maestra, cuando la siguiente película apenas arranca buenas críticas, quienes estaban agazapados preparan ahora los morteros y los adoradores se tornan en aduladores. Sí, ‘La Roja’ merece ser atizada hasta que se rompa la esterilla, porque sus internaciones han demostrado ser esta vez más tipos de clubes que de selección. Quizás la Champions colmó el apetito de los madridistas y quizás los barcelonistas aún no hayan superado la pesadilla del año. Un Mundial requiere una pretemporada especial sin distracciones, y a la vigente campeona se le ha agasajado con infinitos actos publicitarios que le han privado de ratos de charlas tácticas. Claro que el business es business en el negocio, que no deporte, del fútbol. Por si acaso, Del Bosque lo advirtió el pasado noviembre en Guinea Ecuatorial: “sólo he visto hambre en los ojos de Koke”. Ni siquiera el seleccionador debió acordarse de sus propias palabras.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

4 respuestas a “A Zidane también le “faltó apetito””

  1. Antonio dice:

    Es normal que gran parte del vestuario se mosqueara por lo que dijo Xabi Alonso, lo que pasa es que hay otros que prefieren ganar la copa de europa antes que un mundial.

  2. Anselmo dice:

    Xabi Alonso, es una persona que se viste por los pies. Dijo la verdad, lo que todos hemos visto con nuestros ojos. Esta selección necesitaba ser renovada para poder competir y no se atrevió Del Bosque. El resultado es el de siempre, había que haber dejado fuera de la lista a Casillas, Xavi, Busquets, Jordi Alba, Pedrito, Piqué, Cesc… simplemente porque estaban mucho peor que Gabi, Jesús Navas, Isco, Carvajal, Mario Suarez, Iturraspe.. Esa es la realidad y hay que asumirla.

  3. pedro jimenez dice:

    Todo tiene un final, la verdad es que yo no me esperaba que la debacle fuera tan grande, pero buieno razones ha muchas.

    Si Silva hubiera metido el segundo contra Holanda a lo mejor no estariamos como estamos. El equipo se vino abajo en la segunda parte y en el partido contra Chile no hubo la mas minima opcion. Mas que preguntarse que ha pasado en este Mundial lo que habria que hacer es intentar crear un equipo para ganar la Eurocopa de Francia con o sin Del Bosque, con o sin Iker, con o sin Xabi Alonson…. me temo que sin ellos, es ley de vida.

    Solo me falta darles las gracias por estos 6 años maravillos.

  4. tiofabio dice:

    Pues yo estoy totalmente de acuerdo con Alonso, el marqués se equivocó de todas al llevar al grupito al mundial en vez de a los mejores y así ha pasado lo que ha pasado, estaban muertos y sin ganas y a la 1ª pá casa, menos mal que los ex futbolistas Xavi, Villa, Torres, etc… no volverán más y el marqués dejará el banco.

Deja tu respuesta