Blogs

La hormigonera Khedira

alemania.jpg

Sami Khedira todavía no ha concedido ninguna entrevista en español. Chapurrea, sabe mantener un diálogo de besugos y lleva cuatro años enterándose de lo que opina la prensa española. Su seleccionador, Joachim Löw, puso el grito en el cielo durante la última Eurocopa porque consideraba un sacrilegio que en España se considerara a Sami un paquete. “José Mourinho entiende que existen futbolistas imprescindibles para el juego oculto”, comentó Löw en la concentración polaca de 2012. El entonces técnico madridista consideraba a Khedira tan intocable que el Madrid rechazó una oferta del Manchester United por 40 millones de euros el pasado verano. “Es imprescindible”, dijeron en la planta noble del Bernabéu. Ya no estaba Mourinho, sino Ancelotti, otro entrenador que no entiende el fútbol sin ese “juego oculto”. El italiano tampoco entendió por qué la grada murmuraba cada vez que Khedira tocaba un balón; “es un centrocampista que sería titular en cualquier equipo del Calcio”, confesó Carletto en una entrevista al Corriere Della Sera. Pero Khedira se rompió la rodilla en un amistoso contra Italia el pasado noviembre y dentro del club le pusieron rápidamente la etiqueta de vendible.

Ancelotti pidió al club hace unos meses que mantuviera a Khedira porque necesitaba un “tapón para cubrir agujeros”. Pero quizás la decisión de Ancelotti no ha sido demasiado persuasiva porque el alemán pretende escuchar ofertas y se hace el remolón ante una posible oferta de renovación del Madrid. Louis Van Gaal, actual seleccionador holandés y ya entrenador del United, le sigue y le persigue; necesita un Nigel De Jong para vertebrar el nuevo centro del campo de Old Trafford, y en los próximos días el club británico intentará negociar en Madrid.  Y no son los únicos: dicen que la Fiorentina también intentará pescarle porque sus cualidades cuadran a la perfección en el férreo estilo del Calcio. Según fichajes.net, Mario Gómez, compatriota y amigo de Khedira, le ha llamado varias veces para intentar convencerle.

Pero hasta que Alemania no acabe su aventura mundialista, el futuro de Khedira no se aclarará, hecho que sorprende a los enviados especiales de la Mannschaft y al propio Löw. “Estuvo perfecto en la goleada contra Portugal y eso es lo que necesita el equipo contra Francia”, dice el gran portero Bodo Illgner, ahora comentarista de Bein Sport. En su país, Khedira ha sido casi tan esencial como Busquets en España; era, en pasado, la extensión del seleccionador alemán en el campo. Pero Khedira se lesionó, y aunque su selección le ha esperado, Löw ha copiado la innovadora idea de Guardiola: apostar por Lahm en el centro del campo. No obstante, el partido de Francia apunta a Lahm en el lateral derecho, su posición natural, así que Löw sacará su mejor hormigonera. “Sami al cien por cien es un  bloque de ladrillos; de lo contrario, se puede hacer pedazos”, no lo dice cualquiera, sino un tal Lothar Matthaüs, que de esto algo sabe. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

Deja tu respuesta