Blogs

Raúl también pegó “cuatro gritos”

casillas.jpg

Octubre de 2001. Raúl González aparece por la zona mixta del estadio Insular de Las Palmas para justificar lo injustificable: “Tenemos que ser conscientes del escudo que llevamos. No puede volver a suceder esto”. A continuación, un periodista escupe la tan ansiada pregunta: “¿Crisis?”…”Para nada, Esto se resuelve hablándolo en el vestuario y, si hace falta, gritándonos”. El Madrid acababa de recibir cuatro bofetones de Las Palmas y la prensa ya no cuestionaba la presencia de Zidane en aquel ridículo debate sobre si el francés empeoraba el juego del equipo. Vicente Del Bosque no acertaba con un once tipo y los reporteros que cubrían la actualidad merengue sospechaban que el equipo se despistaba por falta de entrenamiento y, sobre todo, actitud, esa palabra que desangra al Madrid cuando corre como la pólvora entre el público.  Caprichos del fútbol, Casillas participó en el desastre pero las críticas no le ametrallaron a él en ese preciso momento: tardó varios meses más en perder la titularidad en favor de César por un aparente bajón de forma. Aquella noche Casillas ignoró los micrófonos porque, sencillamente, no era su responsabilidad dar la cara ante el madridismo.

Ayer sí salió a la palestra el capitán que anhelaba el club. La estrepitosa actuación del Madrid galáctico 2.0 (qué daño hizo ese apodo, según Raúl) ha convulsionado las ilusiones de una afición que presumía de la mejor plantilla de la historia, en el estricto sentido de la expresión. El presidente sabe cómo ganarse a las masas en la arena del circo y, por eso, necesita más cromos que sobreexciten a la gente. Falcao era la última estrella en el desfile de la alfombra roja, pero Florentino Pérez no quiere ampliar el vestuario con más egos. Hoy mas que nunca, las puestas de largo de Kroos y James quedaron en el olvido cuando el club decidió tullir al equipo con las ventas de Di María y Xabi Alonso. Pero “por dinero no va a ser”, como dijo el ex presidente efímero Fernando Martín, el célebre ‘Martinsa’. Anoeta contempló el desequilibrio monumental de un equipo que jugó como uno de fútbol americano: el ataque por un lado y la defensa por otro en departamentos estancos.

Falta un nuevo Makelele que se embarre con el trabajo sucio; Xabi lo hacía con elegancia y Khedira acabará siendo el elegido porque Ancelotti, ante todo, tiene sangre italiana y sólo entiende el espectáculo a partir de una defensa acorazada a prueba de balas. La de ayer fue más blandengue que la mantequilla y no sólo porque Ramos y Pepe no sacasen sus respectivas trilladoras: las jugadas a balón parado se entrenan hasta la saciedad y no parece que los madridistas se hayan esmerado mucho en practicarlas. Más bien, parecían cuatro jugadores que se juntan en el homenaje de algún compañero o en aquellos ‘Partidos contra la Droga’ en los que se marcaba una docena de goles. Si la Real Sociedad clavó cuatro después de ser fulminada en la Europa League tres días antes, qué no hará la apisonadora que ha construido (mejor dicho, comprado) Mourinho o el City de Agüero y el inminente Falcao.

Pero volvamos a Casillas. Ha perdido el santo que le sacaba manos prodigiosas donde nadie más llegaba y cada gol o mala salida se compara de reojo (o descaradamente) con lo que hace Diego López. Mal día para dejar de fumar, entonces: López detuvo un penalti en Milán como un felino instantes antes de que empezara el sainete blanco de la defensa. A Iker le urge un puñado de partidos que evoquen esos que Ronaldo el ‘gordito’ y él solventaban durante la época galáctica. Hasta que lleguen, el público seguirá murmurando si el portero pudo o no hacer algo más en cada gol. Sin embargo, tampoco es plan de debatir la génesis de este Madrid: no estuvo Cristiano Ronaldo, que seguirá siendo medio o casi todo el Madrid un año más. Y si Casillas cree que la caja de Pandora se cierra con pegar cuatro gritos en el vestuario, esperaremos acontecimientos. Raúl lo creyó y su Madrid acabó ganando la Novena.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

3 respuestas a “Raúl también pegó “cuatro gritos””

  1. tekerman dice:

    Como bien tu sabes esas palabras de iker son populismo barato,sabes que no fue cuestion de actitud,sino de aptitud pero eso no le interesa a iker y a otros sacarlo a relucir. Iker y ramos saben que es lo que tienen que decir al exterior para quedar bien con los amigos periodistas y afición porque la mayoria de estos dos gremios solicitan siempre eso de hay que echar huevos, hay que sudar la camiseta, patatin patatan en vez de solicitar jugar mejor, solicitar un trabajo tactico al entrenador,claro que esto no lo hacen porque no entienden de futbol. Iker y ramos son el problema del madrid entre otros,como el entrenador, y sin embargo los ponen como solución. En fin la actual prensa tiene la finalidad de embarrar y atacar a un club en concreto y a hacer amigos futbolistas para no tener que molestarse en buscar información sino esperar filtraciones interesadas de ciertos futbolistas.

  2. juanito dice:

    Raul, ¿quien es Raul?
    ¿Fue campeón del Mundo con la Selección Española?, acaso sería con la Roja campeón de Europa?, ¿quien fue Raul?
    Será recordado por los pocos méritos que hizo ¿no?, o ¿fue solo porque era del real Madrid?
    Cuando se citan a estrellas, no se debe confundir con estrellitas

  3. juan carlos dice:

    Se que muchos podeis pensar que esto es de broma, pero sinceramente , en el vestuario del Real Madrid, sobran dos personas que si, que lo han dado todo y demas pero que se han convertido en lacra y lo siento muchisimo, estas dos personas son Casillas y Ramos, uno porque no esta bien desde hace tres años , lo sabe pero no hay manera de que quiera entender que uno cuando no esta bien durante tanto tiempo tiene que dejar paso a gente que esta mejor y el otro porque desde hace y no exagero cinco tempordas por lo menos , no hay ningun principio de liga que este como debe de estar un futbolista en el Real Madrid, a tope desde que empieza la liga y el esto se lo toma a cachondeo año tras año y asi nos va, entre los medios que le poneis de lo mejor de lo mejor, me gustaria revisarais los videos de sus partidos y veriais la cantidad de fallos que comete en cada partido, si, si, luego va mete un gol y ale el mejor defensa del mundo mundial como el portero, que no que los periodistas agrandais lo que son sositas muy muy normales.Si estas dos personas salieran del Real Madrid, la situación seria muy beneficiosa para la entidad y el plantel, el uno como capitan porque no habla y el otro porque habla demasiado y muchas veces con meteduras de pata como toda persona que tiene mas cabeza que seso en ella, mas le valdria ser un poco mas listo o por lo menos un poco mas inteligente.
    Ete es otro gran error de la plantilla del RM esta llena de buenos jugadores pero de seso, poco todos o casi todos muy poco, no piensa ni uno son pollos sin cabeza, exceptuando Cristiano, Arbeola y alguno mas, librandose pocos, si fueran mas sesudos y jugaran mas con el coco que con la cosuta de hacer pipi, este seria otro RM.

Deja tu respuesta