Blogs

Cuando ser segundo es de segundones

Un peso pesado del vestuario del Real Madrid contaba que la obsesión de Cristiano Ronaldo con Messi era casi enfermiza. “Durante la época de Mourinho, si estábamos viendo un partido del Barça durante la cena en una concentración, Cristiano torcía el gesto cada vez que el argentino marcaba un gol”. No sólo le importaba ganar, también tenía que ir un paso por delante en esa comparación de colosos que alimentamos en la prensa como jugosa carnaza. “Quiero ser el mejor de siempre”, a pecho descubierto el portugués ha aclarado delante de las televisiones que nació futbolista para intentar acabar como leyenda; si es la más recordada de todas, mejor aún. En una conversación informal durante su etapa en el Manchester United, Cristiano fue cazado diciéndole a su compatriota Nani que la Premier League no vería un futbolista igual que él. Entonces, sonaba en tono irónico pero con los años y conociendo un esbozo del carácter de CR7, quizá lo dijese muy en serio.

Jorge Mendes, representante y guardia pretoriano número uno de Cristiano, sorprendió en El partido de las 12 asegurando que el jugador es “el mejor deportista de todos los tiempos”. De repente, mitos como Muhammad Alí, Usain Bolt o Michael Jordan tirados por un sumidero. En el documental Super agente Mendes, sobre la vida del mejor agente del mundo, aparecen imágenes que evidencian por qué Cristiano sólo piensa en mejorar, en superarse a sí mismo y perfeccionar sus dotes genéticas que, en su caso, parecen robóticas. Aurelio Pereira, cazatalentos del Sporting de Lisboa y descubridor de la estrella merengue, presume de la voracidad de su antiguo pupilo: “En la academia del Sporting Cristiano se enfadaba cuando perdía a los dardos contra las chavales más mayores. Tanto es así que se puso a practicar solo en sus ratos libres y de la noche a la mañana todas las clavaba en el centro”. Es una pequeña muestra de su fijación por ser el mejor. Y cuanto más rápido, mejor, pensó Pereira cuando en uno de sus primeros partidos, un cadete sugirió al infantil Cristiano que no jugara tan al límite. “Ponía las mismas ganas en un campo de arena embarrado con catorce años que un clásico contra el Barça en el Bernabéu”. Ésa es la clave de un ambición que adquiere partido tras partido proporciones bíblicas.

Usain Bolt reveló en una entrevista durante los pasados Juegos Olímpicos de Londres que “él y sólo él” se pone sus desafíos. Y sabe cuándo y cómo atacarlos. Cristiano tiene esa madera porque, como dijo Luis Aragonés, sólo le vale “ganar, ganar, ganar y volver a ganar. Y ganar, ganar…”. Sus principios se desploman si no es el más adelantado porque “ser segundo es de segundones para Cristiano”, según Nuno Luz, el periodista portugués que mejor le conoce. Sí, Cristiano no necesita palmeros, su motivación sale de dentro, y por eso la palmadita en la espalda del presidente Florentino, lejos de atontarle, le pone en guardia: ser el “digno heredero de Di Stéfano” implica una responsabilidad simplemente bestial. Una vez Sir Alex Ferguson le comentó que acabaría levantado al exigente público de Old Trafford; la respuesta literal de Cristiano fue “Vale, pero cuéntame a fondo quiénes han hecho historia aquí”. Es su manera de decir que les superaría a todos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: ,

7 respuestas a “Cuando ser segundo es de segundones”

  1. Jorge dice:

    Yo es que leo o veo algo de Cristiano y me entran ganas de vomitar….. cuando sale en la tele la apago.
    Por cierto…… la liga son 22 equipos. Sin ellos Madrid y Barcelona no tendrían sentido. A los 19 restantes se les trata con poquísimo respeto, especialmente en las radios (en los telediarios no existen) Y el vigente campeón es el Atlético de Madrid.

  2. carlupidus dice:

    20 equipos. De nada, Jorge.

  3. victoriano dice:

    Seguro que votas Podemos……

  4. juanbao dice:

    Jorge, de tanto apagar la tele no te has dado ni cuenta que la liga es de 20 equipos.

  5. david dice:

    me parece razonable todo, para un segundon como no esta mal, llegar a ser un futbolista como messi no llegara nunca por que eso no lo lleva dentro, eso si como atleta lo que querais, como futbolista, ni comparacion con messi, y menos maradona y pele,buen segundo es.

  6. ruben dice:

    Cristiano Ronaldo a día de hoy no tiene rival para el balón de oro, es el futbolista que mejor está desde hace 2 años, fundamental para que el Real Madrid siga siendo el mejor equipo de España y de Europa, Real Madrid vigente campeón de Europa, la decimaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  7. Ruben dice:

    Jorge, el que suele vomitar es tu amigo Messi, el balón de oro del mundial ;)

Deja tu respuesta