Blogs

El milagro del Hércules

luis-suarez-neymar-messi-celebran-3-1-del-barca-obra-leo-frente-atletico-1421014907575.jpg

“¿Y por qué no se repite lo del Hércules?”. Es el comentario entre el vacile y el milagro de un directivo del Real Madrid con memoria muy selectiva. Es el clavo ardiendo de Alfredo Relaño al que se agarran los blancos. La ecuación de EGB es para ingenuos: el Córdoba se juega su orgullo propio contra el Barça y de ello dependerá la motivación del Madrid en el Pizjuán. Tarea suicida para el club que preside Carlos González, socio abonado del Bernabéu que acompañó a Lorenzo Sanz en dos elecciones presidenciales. No es la sensación del vestuario merengue, sólo una reflexión a vuelapluma de un miembro de la planta noble de Chamartín que invita a recordar cómo un muerto tumbó al Barça en la llamada I Liga de las estrellas. Sucedió en junio de 1997. El campeonato se lo disputaban los dos grandes, unos con Fabio Capello en plan Sargento de Hierro de Clint Eastwood y los culés con el Ronaldo Nazario más estelar que haya recordado el fútbol. En la antepenúltima jornada, el Madrid goleó al Extremadura creyendo que el Barça sacaría el rodillo en el Martínez Valero ante un Hércules sentenciado. Las quinielas no se equivocaron al principio porque Luis Enrique preparaba la goleada con un disparo seco en los primeros minutos. Pero aquel partido no contó con Ronaldo y el Barça se dedicó a sestear con el marcador. Fue entonces cuando explotó el bombazo liguero: el Hércules volteó el resultado, dejando groguis a los azulgranas. De repente, habían dejado escapar la Liga contra un Segunda División que reivindicó su profesionalidad y quién sabe si una motivación extra.

Aquel Barça salvó un buen puñado de resultados con las galopadas titánicas de esa “manada de búfalos” (descripción inolvidable con la que Valdano deleitó a Ronaldo). Este Barça no tiene mastodontes pero ha logrado formar la tormenta perfecta. Por la derecha Leo Messi vuelve a ser el goleador imparable que preocupa a Guardiola; por el centro Luis Suárez se ha puesto el ‘9’ de Anfield y saca las pistolas en escorzo, cayéndose o lanzado misiles inteligentes. Y por la izquierda, Neymar dribla bosques de piernas hasta plantarse delante de la portería. Es el Barça más estético de los últimos años, desde que el entrenador rival de Champions dejara el club por hartazgo. La Liga tiene favorito y la Champions, también. El milagro de Hércules se cumplió una vez casi sin ánimo de reeditarse. No parece que este Barça sufra despistes repentinos. El infierno de Anoeta acabó esfumándose cuando Messi dijo basta, y hoy el barcelonismo vive en un edén donde hasta Xavi Hernández disfruta de su segunda juventud. Incluso, Dani Alves, tan lejos de Can Barça hace escasas semanas, ahora ha decidido quedarse porque no quiere perderse la fiesta. El Paris Saint Germain intenta persuadirle con petrodólares pero sólo el Barça le garantiza proyecto ganador. El milagro de Hércules es un cuento de hadas que ni Toñín ‘el torero’ se cree. Quizás porque el favor del Atleti suena más a Spielberg que la hombrada del Córdoba.

 

 

 

  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

Una respuesta a “El milagro del Hércules”

  1. rico perez dice:

    Hombre, para empezar deberías saber que el estadio del Hércules, jamás se ha llamado Martinez Valero, sino José Rico Pérez.
    Pero claro, para un periodista de tu “nivel” es normal tener estos lapsus.

Deja tu respuesta