Blogs

El delantero quarterback

benzema-madrid-antara-susana-vera-660x330.JPG

Hugo Sánchez, Butragueño, Bam Bam Zamorano, Suker, Ronaldo, Van Nistelrooy…el Bernabéu siempre ha rendido pleitesía a sus delanteros centros; desde las tijeretas del ‘Matador’ hasta las estampidas de Ronaldo, con permiso de las pícaras genialidades del ‘Buitre’. La grada blanca llevaba décadas acostumbrada a los nueve goleadores hasta que Benzema ha cambiado el compás. Después de aguantar varios años de sospechas, su afición le ha entendido definitivamente porque,  lejos de presumir de estadística, el francés se gusta a sí mismo cuando inventa su jugada. Benzema es el socio perfecto de Cristiano Ronaldo, el primero de su guardia pretoriana. Mimado por Florentino Pérez, quien fue a buscarle a su barriada de Lyon, nunca ha aceptado ser el enésimo killer del Bernabéu; él prefiere salirse del área y construir el gol como si fuera un mecano de múltiples piezas, empezar la jugada como si fuera un quarterback. De lo contrario, se desubica dentro del área y se ensimisma en el limbo. Sin duda, el Madrid necesita en Milan la mejor versión del francés, la del año II de Mourinho que frenó la oleada de críticas que le dejaron a la altura del betún cuando la prensa sacaba a la palestra a todos esos goleadores de leyenda.

“Es el mejor delantero de la Liga”, dijo Cristiano sobre su amigo Benzema en una entrevista a Canal Plus hace unos meses. Señal de gratitud y una indirecta a “los que critican y no son profesionales del fútbol”. Desde luego,  la ‘BBC’ sube el caché de su marca con el mismo futbolista que no hace mucho tiempo fue apodado monsieur l´empané. Por desgracia, en las charlas de barra de bar a Benzema sólo se le contempla por el tamaño de su…saco de goles, al fin y al cabo es el baremo para medir si un delantero vale o no. Sin embargo, el Bernabéu lleva tiempo experimentando una nueva sensación: la del delantero que mejora a sus compañeros. La artillería pesada funciona porque el Madrid tiene un depredador cuya voracidad intimida a cualquier mito blanco. De Cristiano está todo escrito, salvo que supo reconducir su egoísmo a favor del equipo. Dulce transición entre obsesionarse por rematar hasta un microondas en el hasta encontrar ratos de generosidad para complacer a sus colegas de balón: Karim, el primero. Hace años al ‘Kun’ Agüero le dijeron que era medio Atleti o, mejor dicho, el Atlético entero; quizá si un periodista extranjero entrevistase a Cristiano con los números delante, le soltaría el mismo piropo, que en el caso del portugués huele a cumplido. Pero Benzema, y el Gareth Bale de esta temporada han derribado la leyenda popular. Sí, Cristiano es medio Madrid, pero sin Karim…

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: ,

Deja tu respuesta