Blogs

Héroes de Marvel

champions-league-2268710w640.jpg

Messi, Luis Suárez y Neymar. Elijan a su héroe de Marvel preferido. Quizá el favorito de los niños sea el D10S (la ‘pulga’ se queda obsceno). Rebobinando cada jugada de anoche, resulta cierta la sugerencia de Mascherano a Neymar de la pasada temporada: “Debe seguir en el Barça si quiere ser el mejor del mundo”. Sobre todo, porque cuando su compañero de diabluras y Cristiano dejen de rifarse balones de oro, Neymar y sus lambrettas esperan turno.  Su álbum de regates por tierra, mar y aire no tiene epílogo; él es un jugador de playa, mientras que Messi es de barrio. Y aunque la comparación suene muy ‘menottista’, imagíneselo así. Al fin y al cabo, el fútbol es un deporte caro de ver en la grada, en el que pagar sesenta euros (en España, claro) por un soporífero cero a cero es un pecado demasiado repetitivo. Por eso, sea madridista o anticulé, no se deje llevar por la pasión y entiéndanlo como una diversión de patio de colegio. Las bicicletas de Neymar imitando al gran Djalminha hay que ensayarlas mil veces; la combinación entre los dos astros dentro del laberinto escocés es casi inspiración divina. Filigranas improvisadas que se discuten en la oficina y durante el recreo.

En este negocio cada vez más hermético, en el que la distancia entre futbolistas y aficionados la separa un muro de hormigón, y en el que el fútbol no es una cuestión de vida o muerta, sino mucho más (palabra de Bill Shankly), de repente se agradece un Circo del Sol. Es una pena que la eterna guerra de trincheras entre Real Madrid y Barcelona vaya a ensuciar una bestialidad (en el sentido cariñoso) que todos deberíamos aplaudir, por lo civil o lo criminal. ‘Pasen y vean’ es el eslogan del Barça de Luis Enrique, que le costó macerar un buen vino al principio de sus tiempos, pero que nos ha regalado (a periodistas y forofos, sin distinción de camiseta) una de las mejores añadas de la historia. Y la gracia de ese club es que cada Barcelona ofrece una función distinta: el Circo del Sol del Dream Team, el de Ronaldinho y Eto’o, el de Guardiola, la MSN. Juegos de mesa para entretener a toda la familia.

La foto del tridente abrazado ya se subasta en Christie’s. Quien page varios ceros por ella, se guardará una reliquia irrepetible. Todo es tan estético, que ganar o perder más títulos se queda en la letra pequeña, pregúntenselo al inolvidable Mágico González.  Y si en el trío, Messi y Neymar traman quiebros de dibujos animados, Luis Suárez plantea cada partido como un duelo en el Lejano Oeste. Dispara nada más recibir, sin pensar, sin imaginar el ángulo. Le da igual a bote pronto o en pirueta, el balón espera el remate de un nuevo Hugo Sánchez. Y cualquier aroma añejo siempre es bienvenido. Suárez es el delantero del momento, que dio pistas en Amsterdam y se consagró en Anfield. Si Football Leaks desvelase que el Real Madrid le tuvo tan a tiro…

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , ,

Deja tu respuesta