Blogs

Archivo de la categoría ‘Boca Juniors’

Una aventura inimaginable

Mircoles, 6 Julio 2011

¿Conocéis a algún futbolista capaz de fallar tres penaltis en un partido (mandando uno al portero, otro fuera y el último al larguero), cabecear a gol casi desde el centro de campo, pegarle un patadón al balón desde sesenta metros y clavarla sin querer en la portería contraria, sufrir una triada y marcar en el mismo partido y, el colmo de todo, fracturarse la tibia y el peroné celebrando un gol? Y si, además, recibe como premio a su carrera la portería de uno de los estadios con más solera del mundo, el personaje no puede ser más entrañable. Hace unas semanas Martín Palermo tumbó su facha de perdonavidas para romper a llorar en el partido de su despedida. La Bombonera coreó al unísono el nombre del goleador más célebre de la historia de Boca Juniors. Incluso, Diego Maradona cogió un avión desde Qatar para verle in situ desde su palco privado en el día de su retirada. No era para menos: ‘El Loco’ dice adiós después de tantos años de servicio para el club’ xeneize’, de tantos goles y, sobre todo, de innumerables anécdotas. Y lo peor es que no se marcha por falta de motivación (si por él fuera jugaría hasta los 50)…”no podía seguir jugando infiltrado por las lesiones”. Así lo reconoce Palermo.

Su fama se la granjeó en el gran Boca del técnico Bianchi a finales de los noventa, pero el pedigrí mundial se lo ganó con aquellos dos goles a Iker Casillas en la Copa Intercontinental del 2000. No obstante, su alarde de ‘huevos’ nunca le ha catapultado a un grande. Es más, su paso por España torció su gloria merecida en Boca; los cuatros años entre Villarreal, Betis y Alavés nos dejaron una instantánea única…la valla que destrozó su pierna mientras festejaba un gol en un Villarreal-Levante. Pero Palermo se queda con los mejores recuerdos…”nunca olvidaré el fútbol español, le debo mucha gratitud”, dijo en El Partido de las Doce de la COPE. Tanto es así que anoche le entrevistamos justo antes de que tomase un avión rumbo a Castellón para asistir a una boda. Le espera una época ajena a la obligación del entrenamiento diario, convocatorias y pretemporadas tediosas. Y ahora que puede echar un vistazo a todas sus aventuras, sorprendentemente se queda con un recuerdo único: su debut en Estudiantes de La Plata hace diecinueve años.

La vida de Palermo se debe contar en anécdotas, las que han motivado épicas, chanzas y hasta canciones.. ¡hasta Joaquín Sabina le dedicó un verso en su canción Dieguitos y Mafaldas! Sus datos generales son demoledores: 297 goles en 608 partidos y más de un millar de lances inimaginables en cualquier otro futbolista. Sólo Palermo ha sido capaz de marcar un penalti con los dos pies (el que marcó a Platense en 1999 y que la FIFA le validó); sólo él exigió disparar un tercer penalti a Colombia habiendo fallado los dos anteriores y sólo él marcó un gol in extremis con la rodilla casi volatilizada. Y no sólo Boca Juniors le profesa devoción, Argentina entera todavía recuerda el ‘milagro de San Palermo’ (Maradona dixit) con aquel gol decisivo a Perú que mantuvo a la albiceleste viva en la fase clasificatoria para Sudáfrica 2010. Precisamente y para seguir fardando de rarezas, Palermo aprovechó el pasado Mundial para convertirse en el debutante más veterano en marcar un gol en la historia mundialista. Quizá, la convocatoria de ‘El loco’ fue de los pocos aciertos del entonces seleccionador Maradona.

Todavía no sabe dónde colocará la portería que dos máquinas arrancaron del césped durante los fastos de su despedida…”no me cabe en el salón”, soltó entre risas Palermo. Su hermano tiene un complejo deportivo en La Plata, la ciudad natal de Martín: allí irá a parar el obsequio. Y hasta da noticias: preguntado por la telenovela del Kun Agüero, Palermo espetó que estuvo charlando con él hace días y el rojiblanco le contó que baraja Juventus y Real Madrid. Una declaración que deja a la altura del betún las insinuaciones del propio Kun, las de sus representantes, el Atlético y los pretendientes. Y no sólo demuestra talento como periodista, también le apasionan los coches deportivos…así que no os extrañe verle correr en Daytona, el espectáculo podría ser simplemente bestial.